Inicio | Volver

POETAS EN LA RED

SÓLO EN EL SABE ES LIBRE, Y MÁS LIBRE EL QUE MÁS SABE...

Articles

NOTICIAS & NEW

Diego Pedrosa

RUBÉN LÓPEZ SÁNCHEZ

Velas desplegadas

Mi nombre es Jack Rackman, pero todo el mundo me conoce como el capitán Jack. Sí, soy pirata. El más grande que la historia ha conocido. Hecho de menos mi Irlanda natal, pero así es la vida de un humilde marino. Mi tripulación siente por mi algo más que un simple aprecio, ellos me eligieron. Hace años que navego en el “Revenge”, mi navío de cincuenta y dos cañones. El mar destruye los bronquios, y a mi edad la tos es junto a mi botella de ron una compañera de viaje inseparable. Me gusta la libertad. Amo la libertad. Mi cabeza tiene precio y la soga cuelga de los navíos ingleses esperando mi muerte. He asaltado, matado y robado casi una centena de navíos. Mi tripulación ha asaltado las costas una y otra vez. Es un trabajo en el que te juegas la vida. Es duro. Tres armadas me persiguen por los mares, allá donde vaya. Pero todavía no he dejado de saber comportarme con las damas. No voy a decir que lo que hago esté bien. ¿Pero acaso las leyes de los países son más justas que las mías? No tengo un tripulante que no sienta la libertad correr por sus venas tanto como el ron. Cuando desplegamos las velas con las bodegas cargadas con el último botín, nos invade la felicidad. No tenemos patria, ni leyes, ni rendimos cuentas a reyes, ni gobernadores. Los problemas los resolvemos entre nosotros. Amamos el olor a pólvora y la acción nos mantiene vivos. Procuro ser justo con los perdedores, reparto parte del botín con los pobres, pero soy inmisericorde con nuestros enemigos. Los cuelgo del palo de trinquete, mesana y contramesana. Dios los reciba en su gloria. Enemigo muerto, días de seguir vivo. No temo a la muerte. Todos los días contemplo sus ojos fijarse en mi. Tarde o temprano dejará de mirarme. Aquí, sobre el puente de mando, navegando a vela desplegada, levanto esta copa de ron al viento, y brindo mirando al horizonte por ella.

 

 

Rubén López