Inicio | Volver

POETAS EN LA RED

SÓLO EN EL SABE ES LIBRE, Y MÁS LIBRE EL QUE MÁS SABE...

Articles

NOTICIAS & NEW

Diego Pedrosa

RUBÉN LÓPEZ SÁNCHEZ

Ruinas en la Luna

Los orígenes

Al término de la II Guerra Mundial los dos bloques antagónicos, el de la extinta Unión Soviética y Estados Unidos, abrieron años después del inicio de la tecnología de cohetes en su uso bélico, la carrera espacial. Paralela a la armamentística y escaparate de la guerra fría, la carrera espacial detona el pistoletazo de salida el 4 de octubre de 1957 tras el lanzamiento del Sputnik en suelo soviético. Nada haría presagiar que los sesenta años escasos que nos separan de tan singular inicio, iban a convertirse en objeto de pugna por un hecho tan insólito e inimaginable como la disputa acerca de si existe o no vida más allá de nuestro anima mundi. La idea platónica, recogida en el Timeo, de concebir al mundo como ser viviente dotado de alma e inteligencia, compuesto por todos los seres vivientes del universo interconectados entre sí, no sólo impregnará la filosofía oriental sino a filósofos posteriores. Ahora bien, al hilo del filósofo griego, se abren nuevos interrogantes. La moderna teoría de cuerdas, plantea la posibilidad de que el universo coexista en un multiverso de universos paralelos. La existencia de vida fuera del universo conocido queda seriamente abierta tras el planteamiento del espacio de tipo Kaluza-Klein.

Ken Johnston

El encargado del Departamento de Control de Datos y Fotos de la Nasa durante la misión Apolo, Ken Johnston, asegura que los astronautas divisaron ruinas de origen no humano, así como una tecnología desconocida. Según Johnston, los astronautas fotografiaron los restos. La Nasa como el gobierno norteamericano no han informado nunca sobre el tema. Ken Johnston fue despedido de la Nasa. Es autor junto a Richard Hoagland del libro “Misión oscura: La historia secreta de la Nasa”.

Alan Davis

Alan Davis, supuesto ingeniero jefe de las instalaciones de la NASA, fue uno de los primeros en recibir las imágenes transmitidas desde el módulo lunar, antes de devolverlas en su retransmisión a Houston. Davis aseguró avistar ruinas en las que se distinguían puertas o ventanas.

John Lear

El capitán John Lear, piloto retirado de la CIA, reveló en declaraciones cuando menos asombrosas en el programa de misterio norteamericano” Coast to coast” que viajamos a la Luna desde la década de los sesenta y que estuvimos en Marte hacia su segunda mitad. Según Lear, la NASA utiliza tecnología no humana.

David Morrison

Para David Morrison, astrobiólogo de la NASA, no hay pruebas concluyentes de visitas extraterrestres inteligentes a la Tierra, ni en el momento presente ni en épocas pasadas. Según Morrison las fotos que habitualmente se publican y exhiben en la red, son en su mayoría falsas, y nunca se ha encontrado un artefacto o cualquier otra evidencia científica determinante del fenómeno ovni o vida extraterrestre.

Edgar Mitchell

Pero ex astronautas de la NASA como Edgar Mitchell, partícipe de la misión Apolo 14, en declaraciones vertidas sobre prestigiosos medios de comunicación y en alguna de sus conferencias, ha llegado a afirmar que los alienígenas existen y que el gobierno oculta naves no identificadas.

Fuentes de la NASA han desmentido, sin embargo, estas afirmaciones en declaraciones a la CNN, negando cualquier seguimiento de Ovnis, o encubrimiento de vida alienígena por parte de la agencia.

J.J.Benítez

En nuestro país el periodista y escritor J.J. Benítez, presentó en la serie de televisión Planeta Encantado, en el episodio “Mirlo Rojo”. En él exhibió las imágenes, no exentas de polémica por su posible fraude, correspondientes a las supuestas ruinas vistas en la Luna por los astronautas.

Epílogo

No obstante algunas de las instantáneas que nos han llegado de nuestro satélite natural, no dejan de ser despertar la curiosidad, el asombro y la sorpresa. Estructuras irregulares, rectilíneas y de considerable longitud despiertan la imaginación y abren interrogantes que algún día encontrarán la respuesta.

El continente perdido Ατλαντίς νῆσος, Atlantís nēsos, es el nombre aparecido en los diálogos del filósofo Platón, Timeo y Critias. Platón describe en su obra la existencia de dicho lugar. Muchos investigadores se han apoyado en la Atlántida para explicar el origen de la civilización egipcia. En el libro de la Vaca Celeste se asegura que los dioses descendieron desde el cielo, de algún lugar muy alejado de nuestro hogar. En el IV milenio a.C. los Sumerios realizaron las tablas de arcilla grabadas a modo de logogramas, que intrigan a científicos y estudiosos. Podría de ser cierto, buscar el origen de la civilización, a modo de explicación hipotética, no en planos de existencia conocidos sino en universos paralelos. El mito de la caverna que da comienzo al libro VII de la República de Platóln plantea la cavernosa vivienda subterránea abierta a la luz, con casi todos sus habitantes atados de piernas y el cuello de modo que tengan que estar quietos y mirar únicamente hacia delante evitando la luz, un fuego que arde algo lejos en un plano superior. Desde tiempos inmemoriales, diversas culturas y civilizaciones creen a pies juntillas que el origen del ser humano se encuentra en un lugar ajeno al planeta, proveniente de las estrellas.

Rubén López