AMADO STORNI

 
ERNESTO “CHE” GUEVARA

 

LA flor que siempre es flor de Primavera,

el néctar que a los sueños da la vida,

el humus de la tierra prometida,

el triunfo de la lucha guerrillera.

 

El mundo galopante de ilusiones,

la rosa que ha nacido sin espinas,

tu voz la voz de América Latina,

tu luz la luz de nuestros corazones.

 

El tiempo descosido de futuros

recuerda en cada gesto al comandante,

romántico, bohemio, reflexivo.

La vida es un enfermo prematuro,

la muerte es la más fiel de las amantes

y Ernesto “Che” Guevara sigue vivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

FUE EL BESO SIN AMOR DE UNA PRINCESA
                                  

FUE el beso sin Amor de una princesa

de alguna monarquía sempiterna,

de una princesa alocada y traviesa

que escondía el Amor entre las piernas.

 

Fue un beso sin Amor, adulterado,

dormido de pasión y sentimiento,

anémico, fugaz, interesado,

de esos que al soplar se los lleva el viento.
 

De besos enfermizos, de hojalata,

se pintan tantas bocas caprichosas

llenamos la ilusión con tantas cosas

que un beso siendo un beso a veces mata.

 

Ayer en los jardines de palacio

un príncipe se convirtió en batracio.

 

 

 

 

 

 

ALGUNOS POETAS

 

ALGUNOS poetas escriben

creyendo que su soledad es compartida.

 

Otros porque piensan que su voz

es la voz de los que sufren,

de los que no saben hablar o no pueden hacerlo.

 

Los más se atreven a escribir sobre el Amor

sin haber amado nunca.

Y empachan de pasión

esos amores que siempre soñaron

y que no tuvieron nunca.

 

Incluso los hay que se pierden en vocablos,

ridículos pleonasmos,

epítetos absurdos,

redundancias mil veces redundantes.

Y ensucian las palabras

derramando sin sentido sobre lo que ya tiene sentido.

¡Y nadie les entiende!.

 

Algunos son poetas de salón,

poetas sumergidos

en las aguas siempre gélidas del éxito,

del éxito que efímero les da

el haber ganado un premio.

Poetas que se bañan

en las vanidosas aguas

de ver sus escritos viajando en Internet:

versos olvidados descansando

en foros literarios que ya nadie visita.

 

Hay poetas que cuando el compromiso y la verdad

incansables llaman a sus puertas

acaban por mirar hacia otro lado.

 

Poetas que enmarcan la poesía

con títulos que decoran

las paredes blanquecinas de un despacho.

 

Poetas que se pierden

en noches siempre oscuras

esperando que una musa

con forma de bombilla

por fin les ilumine.

Y a oscuras... siguen esperando.

 

He leído versos aburridos,

poemas que despliegan horizontes,

que tropiezan

y acaban desplomándose en el suelo.

 

 

Y mientras mis poemas,

perfumados muchas veces de espejismos

y otras tantas de ilusiones,

esperan en silencio

que el tiempo los rescate

de ese olvido tantas veces olvidado,

que huérfanos de sueños

alguien los adopte como suyos.

 

Versos incompletos,

dislocados,

repartidos,

versos infectados de esperanza,

preñados de futuros,

insomnes de pasiones,

compartidos,

inmortales,

para siempre.

 

Pero Bécquer solo hay uno.

 

 

 

 

 

 

¡LEVANTAOS!

 

HUBO un tiempo, lejano en el tiempo, 

en el que el Amor se escribía sin hache.

Y era un Amor verdadero

y no fugaz e interesado como ahora.

 

Hubo un tiempo en el que la Amistad

se escribía con mayúsculas.

Y era una amistad necesaria

y no un artículo de lujo como ahora.

 

Hubo un tiempo en el que soñar no era un delito 

y el miedo se tenía miedo a sí mismo.

 

Un tiempo para hablar sin gritar,

para escuchar y ser escuchado.

 

Un tiempo para olvidar,

para perdonar y ser perdonado.

 

Incluso hubo un tiempo

en el que las palabras decían algo

y el silencio

no era la voz de los que sufren como ahora.

 

 

 

Dicen que hubo un tiempo

donde la lluvia era lluvia,

el viento era viento,

el cielo era cielo

y el mar era mar.

 

Un tiempo para cada cosa

y cada cosa a su tiempo.

 

Pero nunca ha habido un tiempo

que regara ese jardín

de flores siempre abiertas

que nos hace florecer a todos.

 

Que regara ese jardín

tan indómito de esos sueños,

esos que se hacen realidad cuando se sueña,

llamado MUJER.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mujeres del mundo:

 

¡L

E

V

A

N

T

A

O

S!

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TODA MI VIDA

 

TODA mi Vida he perseguido al Amor.

Le he perseguido hasta el infinito,

hasta la saciedad,

hasta el aburrimiento.

 

Toda mi vida he perseguido al Amor.

Ese Amor que con nombre de mujer

contesta si alguien le llama con mi nombre.

Ese Amor que cuando anhelo tocarlo

avanza dos pasos.

Y cuando yo avanzo dos pasos

el Amor siempre avanza otros dos.

Le he olido,

le he sentido y él me ha sentido a mí.

 

Le he tenido al alcance de la mano

pero no he podido tocarlo.

 

Le he visto,

le he sonreído y él me ha sonreído a mí.

 

Y su sonrisa era una sonrisa postiza,

una sonrisa de Amor interesado.

Le he tenido al alcance de los labios,

he soplado y fugaz

se ha mezclado con el viento.

 

He hablado tanto de él

que hasta mi nombre

se escribe con las letras de su nombre.

 

Pero el camino solo lo conoce el que lo anda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DÍAS DE LLUVIA

 

MIS días son todos días de lluvia.

A veces

una lluvia fina y cristalina,

sensible y transparente

que al caer

acaricia el terruño como sin querer hacerle daño.

Otras

una lluvia soberbia y recelosa,

traslúcida y salobre

que como bomba que cae mansa del cielo

esparce su ansiedad

con cada gota.

Pero la mayoría 

los días son todos días de lluvia,

una lluvia que cae muerta del cielo,

opaca, dañina, sin sentido,

una lluvia que marchita todo lo que toca.

Y ese cielo

de oxidados nubarrones y epidémicas tormentas
  
sería siempre un cielo azul,

imberbe,

desdentado,

de horizontes siempre abiertos,

si tú estuvieras aquí.
SI TU ESTUVIERAS AQUÍ

 

SI tu estuvieras aquí

el mundo giraría más deprisa que mi soledad

y el Amor no sería un pájaro sin alas

al que tengo que enseñar a volar todos los días.

 

Si tu estuvieras aquí

mis sueños que son tuyos dormirían a tu lado

y el deseo no sería una ventana enladrillada

con vistas a los besos que te debo.

 

Mis futuros no serían pasados imperfectos

y mis labios, adúlteros de ausencias,

aprenderían a decir “te necesito”.

 

De no haberte conocido,

¿qué parte de mi alma se habría quedado estéril,

estéril para siempre?.

 

 

 

 

 

 

 

 

ONCE DE MARZO DE 2004

 

ME resigno a ser mayor,

a pensar que hay tanta gente

que pasado el siglo XX

muere y mata por ideas

que no pueden defender.

Mi patria es la bandera

que con nombre de Mujer

ondea en el corazón.

 

AQUEL jueves de matanza                               

yo viajaba en el vagón                            

de aquel tren de Cercanías                                 

que llevaba cada día                                           

mi Futuro y tu Esperanza,     

tu rutina y mi Ilusión.

                                      
Empezaba bien el día,

el Madrid ganaba al Bayer,

pero inquieta en el andén

tu esperabas a ese tren

que nunca llegó a Entrevías

y yo ya llegaba tarde.

 

 

 

Me gustaba despertar

con el hechizo sonoro

que del tren se desprendía

mientras alguien repetía

por el hilo musical:

“Próxima estación: El Pozo”

 

No recuerdo nada más.

Solo sé que en el vagón

de aquel tren de Cercanías

mi Vida se despedía

de este mundo al que jamás

entendí ni me entendió.

 

No recuerdo nada más.

Solo sé que aquel vagón

de aquel tren de Cercanías

se llevaba mi Alegría,

mis ganas de llorar,

la cabeza, el corazón,

la Pasión y la Ansiedad,

la Mentira y la Verdad,

los milagros, las postales,

los pecados capitales,

las estrellas, los colores,

el aroma de las flores,

los recuerdos, la Poesía,

los fracasos, la ironía,

el Olvido y la Memoria,

el querer hacer historia,

las arcadas y las flemas,

el final de este poema.

 

Sólo quiero que alguien lleve

mi mensaje a la estación

donde espera un corazón

a que yo algún día llegue.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA VIDA ENSEÑA

 

LA Vida enseña y el Hombre aprende.

Aprende a soñar despierto,

a nadar contra corriente,

a vencer el miedo al miedo,

a reírse de uno mismo,

a aprender de los errores,

a llorar en los entierros,

a sufrir las despedidas.

El Hombre aprende porque la Vida enseña.

Enseña a morir de Amor,

a vivir arrodillado,

a perder las ilusiones, 

a invertir en desengaños,

a tropezar con las piedras,

con las mismas piedras siempre.

El Hombre aprende,

la Vida enseña y yo

no he aprendido nada.

Y sigo muriendo de Amor

por quien de Amor

por mí no muere,

tropezando en las mismas piedras,

malgastando la ilusión

con quien nunca me ha llorado,

con quién nunca me besó.

El Hombre aprende,

la Vida enseña y yo

no he aprendido que los sueños

son puntales de Esperanza

derribados por la vida

a golpes de desengaños.

No he aprendido que los sueños

se despiertan cada día

a golpes de realidades

y se derrumban

como castillos de arena

construidos en el aire

con el sucio acariciar de la rutina.

 

Roce a roce.

Día a día.

Soplo a soplo.

Grano a grano.

 

Pero sé

que aunque el invierno es duradero

y que vivir me duele más

que el mordisco de los perros,

que soñar nunca se olvida.

 

SOÑAR NUNCA SE OLVIDA

 

SOÑAR nunca se olvida aunque los sueños

son pájaros de plomo

que se cansan de volar todos los días

cuando el Hombre se despierta.

 

Soñar nunca se olvida pues los sueños

son semillas de hojas secas

que se abaten de por vida

con el ulular indómito del viento

cuando el Hombre se despierta.

Y sientes que los párpados se cierran

y los sueños te visitan susurrando el porvenir,

espléndidos,

agónicos,

viscerales,

infectándote de atmósferas efímeras,

de gripes mal curadas con tantos imposibles

que se hacen realidad.    

   (Muy de vez en cuando).

 

 

 

 

SOÑÉ BESARTE

 

SOÑÉ besarte y mis labios

se encontraron con tus labios.

Soñé besarte

y al soñarte descubrí

que la soledad es un traje hecho a mi medida

y que mis labios,
 
ingrávidos de besos,

morirán en el deseo de llevarse a la boca

todos esos labios que soñé besar.

 

Soñé besarte

y al soñarte descubrí

que la vida es solo un sueño

y morir es despertar.

 

De todos esos sueños

que caen como semilla en suelo pedregoso

son de los que sin querer

el Hombre se enamora.

 

 

 

 

 

 

EL HOMBRE Y LA VIDA

 

EL Hombre se enamora de la Vida

creyendo que le será fiel para siempre.

 

Es por eso que el Hombre vive,

se hipoteca, 

hace planes,

sueña y se ilusiona.

 

Es por eso que el Hombre

invierte en futuros imperfectos,

en futuros imprecisos, 

en futuros razonables.

 

Viaja por el mundo 

con la maleta sin hacer

porque se cree que la Vida 

es ese tren de cercanías 

que espera siempre en la estación.

 

Pero un día, 

cuando cree que el mundo es suyo 

y que la Vida come de su mano,

la Muerte,

que es paciente y está sola,

se lo lleva a vivir siempre con ella.

 

Y deja el mundo a medio hacer,

las luces encendidas, 

los sueños sin cumplir,

el video programado,

la pasión en los felpudos,

el Amor recalentado,

las puertas del dolor sin cerradura,

la ropa sin doblar en los armarios,

el tiempo dislocado de futuros,

la carne congelada en la nevera,

la Vida agonizante de recuerdos.

 

Y deja corazones destrozados,

inconclusos,

malheridos,

corazones desvirgados por la angustia.

 

Y deja corazones mutilados,

solitarios, 

indecisos,

corazones infectados para siempre

por el lento caminar de la tristeza.

 

Corazones como el mío.



Y es que a mis años

y después de ver como la Muerte

se llevaba a mi familia, 

se llevaba a mis amigos,

sé que cuando doblan las campanas 

están doblando por mí

y que la Muerte,

puntual y seductora,

es la más fiel de mis amantes.

 

 

 

A JOAQUIN SABINA

 

ANARCOTRAFICANTE de la duda

Jilguero al que no calla la afonía

Osado que dice: “Esta boca es mía” 

Apóstol de Serrat y de Neruda.

Quijote de los sueños de la gente

Ufana de morir de mal de amores

Indicio de que aún quedan soñadores

Nadando siempre contra la corriente.

 

Sírvanles la elegancia de tus versos

A los que quieren dejarse la piel

Buscando Poesía en la basura.

Incluso hasta a los pétalos dispersos

Nacidos de las flores más oscuras

Acuden las abejas a por miel.

 

 

 

 

A VECES EL AMOR SE PRECIPITA

 

SE empeñaba en robar cosas tan vanas

de precio escaso y sin ningún valor

robaba por placer aunque el Amor

hacía que robara con más ganas.

 

El móvil apenas le preocupaba,

el precio y el valor son subjetivos,

sus labios pronunciaban adjetivos

que de Amor a los hombres acertaba.

 

Su llave fue a encontrar mi cerradura,

sus besos a mis labios dieron cita,

mis ojos en sus ojos vieron luz.

 

Cogió mi corazón con su hermosura,

- a veces el Amor se precipita -,

y echó a correr entre la multitud.

 

 

VIRGINIA

 

VENDRÁN tiempos felices, despedidas,

 

Inviernos y veranos a tu boca,

 

Retales de pasión que si te tocan

 

Garantías de Amor dan de por Vida.

 

Incluso encontrarás labios que dejen

 

Narcóticos de Amor y mal aliento;

 

Intento que no olvides lo que siento:

 

Acuérdate de mí cuando te besen.

 

 

 

LA MARIPOSA
                       

VOLABA una intrépida mariposa

mostrando al mundo entero sus colores:

del jazmín a la rosa, de la rosa

al clavel y del clavel a otras flores.

 

Y aquella madreselva tan longeva

por Dios hubiera sido sin dudar

nombrada como Edén particular

poniendo de guardián a Adán y a Eva.

 

Pero ocurrió que aquel insecto vivo 

sobrado de belleza y de alegría

cayó en las redes de un coleccionista.

 

Prendidas de alfileres y adhesivo  

de algún museo en una estantería

el Hombre nos enseña sus conquistas.

 

 

Y YO TAN SOLO

 

SINCERO como los niños y los borrachos,

travieso como la musa de los artistas,

inútil como la flor del coleccionista,

extraño como los besos en los despachos.

 

Absurdo como las balas y las banderas,

insulso como los labios hechos de mármol,

herido como las hojas que caen del árbol,

errante como el aroma de Primavera.

 

Distante como la voz de los dictadores,

perdido como un “te quiero” en un telegrama,

confuso como la muerte frente al espejo.

 

Inquieto como un alérgico entre las flores,

vacío como un diario sin crucigrama... 

Y yo siempre tan solo y tu siempre tan lejos.

 

 

POSTALES SIN REMITE

 

PARA alguien anónimo como yo,

bulímico de sueños imposibles,

el mundo es como el patio de una cárcel.

De una cárcel sin barrotes.

De una cárcel sin reclusos

preparando un plan de huida.
 
Para alguien anónimo como yo

la Vida se apuntala de Esperanza

y el Amor,

daltónico,

distante,

descosido,

se escribe en tercera persona del plural.

La ilusión se deshilacha de promesas

y el futuro,

hambriento de pasados,

no tiene nombre ni apellidos.

La pasión son unos labios

con olor a naftalina

y el corazón

un buzón con postales sin remite

que deambulan

incansables por el mundo hasta perderse

porque nunca tienen nombre.
Y así

hipotecando el corazón en cada verso,

voy marcando el camino de mi vida

con las migas del pan de mis errores.

 

Finales de Marzo.

Debe ser Primavera.

 

 

ENTRE ALGODONES

 

LEJOS de atormentarme

cada vez que el mundo gira

en sentido al sin sentido,

me apasiona,

me consuela,

me conmueve

ver como mi vida

quiere ser la golondrina

que en una habitación a oscuras

y cegada por ser libre

revolotea en busca de la llave

de una tierra prometida que no existe.

 

Y termina por chocarse

con el cristal de una ventana

que parece estar abierta

pero que no lo está.

 

Y mil veces cae al suelo

y aturdida por los golpes

otras mil veces mil veces

vuelve a levantar el vuelo

para volverse a estrellar

con el cristal de una ventana

que parece estar abierta
pero que no lo está.

Mi mala suerte es creerme golondrina

cuando solo soy un hombre.

Creerme golondrina

cuando soy solo ese hombre

que se empeña caprichoso

en cambiar de rumbo al viento

pero el viento le gobierna.

¡Qué poco alumbra la luz de los faros!,

¡qué lejos queda la orilla del mar!,

¡qué poco abrigan los cielos abiertos!,

cuando no has nacido entre algodones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PALABRAS PARA LIDIA

 

HAS nacido entre algodones

con el alma prendida a la Esperanza,

con el alma encharcada de futuros.

 

Has nacido entre algodones y aún así

serás testigo de que el mundo

gira más deprisa que tus sueños,

que la vida se descose de promesas,

que la vida se desangra de ilusiones.

 

Andarás por caminos sin atajos

con el alma hipotecada en cada huella,

tendrás octubres,

tendrás otoños,

sentirás que la traición

viaja siempre sin billete.

 

Aquí te espera el miedo,

la ansiedad,

el vértigo,

las dudas,

la soberbia,

los labios enfermizos de “te quieros”,

la luz artificial,

los arañazos.

Aquí te espera el día,

la razón,

las drogas,

el silencio,

las arcadas,

los besos con sabor a despedida,

el sexo sin Amor,

la indiferencia.

 

Aprenderás que la pasión tiene nombre y apellidos,

que la verdad es una linda mariposa

que no sabe volar.

Descubrirás que la vida se te escapa a cada instante,

morirás todos los días con el humo del tabaco,

con el ruido de los coches,

con las prisas,

los horarios,

con el lento caminar de la ignorancia.

Sentirás que el cielo del que ya eres parte

se te nubla muy de vez en cuando,

muy de cuando en vez,

que el cielo del que ya eres parte

ni calienta ni ilumina,

y te anula

y te agota

 

y te yerma de impotencia

porque tienes alas

pero no puedes volar.

 

Verás que el desengaño nunca llama antes de entrar,

que el orgullo y la inocencia se marchitan con los años,

que el olvido se pasea por las calles del deseo,

de un deseo que no dormirá nunca en tu cama.

 

O tal vez sí.

 

Y aún así

comprobarás que haber vivido

es lo mejor que ha podido sucederte.

 

 

 

 

LA MITAD DE LA MITAD

 

LO mejor que ha podido sucederte

es que tus labios se encontraran

con los labios que buscaban,

que tus labios se encontraran

con los besos que querían.

 

Y esos besos,

como esquelas de pasión

que ahora te llaman y después te olvidan,

un día se despiden de tus labios

y deambulan impacientes

por el mundo de los labios

en busca de otros labios

a los que violentar

con su lengua los “te quiero”,

otros labios que encharcar

de deseo y de saliva.

 

Y de todos esos besos

engominados de ansiedad

y sofocados de caricias,

de todos esos besos

que creías que eran tuyos para siempre,

tan solo quedan la mitad.

 

La mitad de la mitad.

De la mitad.

 

De

la mitad.

  
De

la

mitad.

 

De

la

mi_

tad.

 

 

 

EL HOMBRE

 

EL Hombre, el mismo que duerme y sueña,

vive, muere, se reproduce, siente,

ese que tantas veces se arrepiente,

se hipoteca, respira, roba, empeña.

 

El Hombre, el mismo que palpa y toca,

seduce, imita, llora, miente, humilla,

ese que tantas veces se arrodilla,

que interpreta, predice y se equivoca.

 

Ese Hombre que se cree que el mundo es suyo,

que por su propia especie es devorado,

que empuja a los demás a sus deseos.

 

Ese Hombre que aniquila con orgullo,

que lo ajeno es su bien más deseado,

ese Hombre tiene estatua en los museos.

 

 

LEVÁNTATE Y ANDA

 

LÁZARO, levántate y anda, despierta 

que el mundo está esperando para darte

la savia del Amor donde saciarte,

los labios de una boca siempre abierta.

 

Lázaro, levántate y anda, despierta 

que el sueño de soñar quiere entregarte

la llave de ese Amor que por amarte 

de par en par te abre todas las puertas.

 

Aquí te espera el miedo, la razón,

las drogas, la rutina, el aguacero,

los besos sin Amor, la sal, las dietas.

 

Aquí te espera el crimen, la oración,

el llanto, la pasión de invernadero,

la Vida que acabó con los poetas.

 

 

ES POR TI
(A MI MADRE)

 

ES por ti por quien se escriben mis versos,

es por ti que en silencio me das luz,

es por ti que has cargado con mi cruz,

es por ti por quien nunca caigo al suelo.

 

Es por ti por quien debo tantos besos,

es por ti por quien tengo un apellido,

es por ti por quien yo más necesito

despertar pues la Vida es solo un sueño.

 

Es por ti por quien puedo enamorarme,

es por ti por quien plantó su semilla

la flor que da la Vida por Amor.
 

Es por ti por quien nunca se me olvida

que aunque el mundo se empeñe en asfixiarme

siempre estás para darme el corazón.

 

 

JUVENTUD

 

A lo estéril se vence floreciendo,

a la envidia se vence prosperando,

a la Muerte se vence conquistando

la Vida cada vez que estés muriendo.

 

A los sueños se vence despertando,

al orgullo se vence sometiendo,

al desamor se vence descubriendo

que es Amor lo que siempre estás buscando.

 

Luchar lo imposible ahora que podéis

porque ser joven empuja a la lucha

y la lucha siempre empuja a vivir.

 

Y aunque os critiquen no os desaniméis.

Es mucho más sordo aquel que no escucha

que el infeliz que nunca pudo oir.

 

 

NOSTALGIA

 

COMPAÑEROS de juerga y diversión

del placer y el Amor más engañoso

fuisteis para el alma lo más hermoso

y un cáncer para el pobre corazón.

 

Deslumbrado por las luces de neón

que dieron Vida al yo más caprichoso

hoy sueño con volver a ser dichoso,

hoy sueño con volver a la razón.

 

Nostalgia de los años, la hermosura

se me ha ido apolillando en los reversos

de la Vida. Y los sueños, más discretos,

 

no paran de buscar en la basura

las estrofas sobrantes de mis versos.

¡Qué mal riman el hambre y los sonetos!.

 

 

 

UN CORAZON

 

FAMÉLICO de besos, mendigo de ilusiones,

inválido, dormido, fugaz y aventurero,

intrépido, distante, misógino, sincero,

culpable de sangrarme la Vida a borbotones.

 

Deudor de mis sentidos, testigo de ficciones,                                       

soberbio, distraído, vulgar y cazallero,

noctámbulo, confuso, disléxico, embustero,

bulímico, sarcástico, prozac de mis pasiones.

 

Indómito de sueños, irónico, indeciso,

la esencia de mis besos, daltónico, aburrido,

la huella de mis pasos, esclavo de Cupido.

 

Quien bebe de mi sangre sin yo darle permiso,

guardián en sus latidos de mi dolor la llave.

Esto es un corazón. Quien lo tiene bien lo sabe.

 

 

DAME

 

DAME el dolor, la flor que se marchita,

el vaso que de Amor nunca se llena,

el sol y la luna, el mar y la arena,

la Vida que se muere y resucita.

 

Dame la Libertad que hemos perdido,

el adiós que en tus labios se atraganta,

la voz que desafina en mi garganta,

la semilla que brota del olvido.

 

Dame un corazón tan necesitado

de ilusión como lo está el mío. Dame

un porqué, un pudo ser, un todavía.

 

Dame ese latido que aletargado

no sepa que me llama cuando llame,

dame un beso y te haré una poesía.

 

 

 

MI MUNDO

 

MI mundo ha sido un mundo desigual,

un mundo con las puertas siempre abiertas,

ingrávido, ficticio, visceral,

de anarquías clínicamente muertas.

 

Mi mundo ha sido un mundo irracional,

un mundo de pasiones descubiertas,

dormido entre arrecifes de coral

en playas que estaban siempre desiertas.

 

Un mundo malherido de ilusión,  

incierto, dividido, envenenado,

un mundo conservado por el frío.  

 

Un mundo donde manda el corazón,  

daltónico, precoz, adulterado,

un mundo atormentado pero mío.

 

AHORA

 

SOÑEMOS el futuro inalcanzable,

cualquier tiempo pasado fue peor,

ahora cuando hablamos del Amor

es como hablar de un cáncer incurable.

 

Ahora que ni Cristo es ya cristiano, 

que cambiamos los bosques por floreros,

ahora que hay monarcas y herederos

que presumen de ser republicanos.

 

Ahora que matar no es un delito,

que no se cierran bien las cicatrices,

que la Vida es voraz y caprichosa.

 

Ahora que triunfar es ser “triunfito”,

vivir es ser portada en “Que me dices”,

morir es no salir en Salsa Rosa.

 

 

DONDE FUERON

 

DONDE fueron el ritmo y la cadencia

el gusto por la rima donde queda,

que fue de Garcilaso, de Espronceda,

la forma, el fondo, el ser, la quintaesencia.

 

Donde fueron los mundos “darinianos”

tan llenos de color y fantasía,

donde fue, en resumen, la Poesía,

la estrofa, el metro, el don, los parnasianos.

 

Donde fueron la lira, los sonetos,

la rima encadenada en los tercetos,

la Vida descosida en cada estancia.

 

Que queda del pasado alejandrino,

del verso que enterrado en el camino

yace muerto y tan lleno de fragancia.

 

 

NO ME CUESTA

 

NO me cuesta decirte que te quiero,

decirte que sin ti yo no soy nada,

no me cuesta decirte que me muero

por verme reflejado en tu mirada.

 

No me cuesta decirte que contigo

mi Amor solo respira confianza,

no me cuesta decirte y te lo digo

que eres tú la razón de mi Esperanza.

 

Te dí, con la intención de conquistarte,

razones suficientes para amarnos,

un nuevo corazón donde mirarte.

 

Y aunque el mundo se empeñe en asfixiarnos

no me cuesta decirte que olvidarte

me cuesta tanto o más que separarnos.

 

 

 

DECIRTE

 

NO vengo a suplicar en mi agonía

la fe de los que nunca en mi creyeron

ni siquiera saber donde se fueron

los besos que no he dado todavía.

 

No quiero hacer balance de esos días

que quise más de lo que me quisieron

ni tampoco saber si me mintieron

con halagos que no me merecía.

 

Decirte en este adiós inesperado

que gocé todo lo que tú gozaste,

que sufrí todo lo que tú sufriste.

 

Que echo de menos en mis noches tristes

el Amor que sin darte te llevaste

aunque yo te lo habría regalado.

 

 

AUN ESPERO TU LLAMADA

 

QUISE enviarte un mensaje de Amor

para ver si de Amor te conquistaba,

y mientras pensaba en ti te dejaba

mi voz grabada en el contestador.

 

“Deje, después de oir la melodía,

su nombre y el porqué de su llamada.

Si me interesa y estoy desocupada

le llamaré. Que usted pase un buen día”.

 

Y escuchando tu voz yo me creí  

que el Amor no es un sueño inalcanzable,

que eres el don que mi Vida reclama.

 

Aún sigo esperando que en el cable

viaje tu voz y llegue hasta mí

aunque creas que es a otro a quién le llamas.

 

 

GRANADA

 

ESPERABA en el andén

a que el tren que se llevaba

nuestros sueños a Madrid

se pusiera al fin en marcha.

¡Que triste queda Granada!.

 

Puntual como la muerte

madrugador como el alba

a las mismas doce el tren

se despide de Granada.

¡Que sola queda Granada!.

 

Ecos de voces infectas

de nostálgica nostalgia

tantas bocas despidiéndose

a través de las ventanas.

¡Que muda queda Granada!.

 

Atrás quedaron senderos,

el rocío entre las ramas,

el almendro siempre en flor

y la luna sobre el agua.

¡Que lejos queda Granada!.

 

 

SE ME NUBLAN

 

¿QUIÉN me roba la ilusión?

La Pasión.

 

¿Quién me deja malherido?

El Olvido.

 

¿Quién me empuja a la locura?

La Hermosura.

 

Y es el Amor quien procura

enseñarme lo prohibido

y me nublan los sentidos

Pasión, Olvido, Hermosura.

 

 
 

   Nacido en Madrid (España) pero alcarreño de adopción, Jaime Fernández, AMADO STORNI, (pseudónimo que adopta en reconocimiento a la poetisa argentina Alfonsina Storni), es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. 

   El 11 de marzo de 2004 la Editorial Visión Net le publica su primer libro: 
"BIOGRAFÍA, OTROS POEMAS, EL MUNDO QUE ME MATA".

   El 4 de Mayo de 2005 la Editorial Egartorre le publica su segundo libro:
"PRÓXIMA ESTACIÓN: PRIMAVERA".

   El 28 de Diciembre de 2006 la Editorial Visión Net le publica su tercer libro:
VERSOS EN LOS LABIOS”.

   Sus poemas han sido publicados en revistas y foros literarios de la categoría de "Prometeo", "Poesía Pura", “Ababolia” y en libros recopilatorios de poesía como "VIVENCIAS SECRETAS", “PÉTALOS DE PASIÓN”, "AMOR OLVIDADO" o “DESDE MI VENTANA: SOLEDAD Y VÉRTIGO”.

   El poema titulado VIRGINIA ha sido incluido en el libro titulado
MUESTRA SIGLO XXI DE LA POESÍA EN ESPAÑOL realizado por la Asociación Prometeo de Poesía.

   Un poema de su segundo libro, el titulado “JUVENTUD”, será incluido en el libro “ATANDO CABOS” de la editorial Prentice Hall, libro que será distribuido en Estados Unidos y Canadá.

   La Asociación "11M Afectados de Terrorismo" ha publicado en su página web el
poema titulado “ONCE DE MARZO DE 2004” incluido en su segundo libro. http://www.asociacion11m.org/oncedemarzode2004_amadostorni.html

   Ha sido finalista del I Premio de Poesía HIPALAGE con el libro aún sin editar titulado “EN TANTO QUE DE ROSA Y AZUCENA” y cuyo fallo se produjo a finales del mes de Noviembre.

   Su poesía se puede disfrutar en la dirección: http://es.geocities.com/poesia682004/

   La revista ACTIVA vinculada a la Seguridad Social en su número del mes de Julio de 2006 publica el reportaje titulado “JAIME FERNÁNDEZ, EL POETA DEL 11-M”.

   Ayuntamientos, casas de cultura y asociaciones culturales (Concierto Homenaje a la Constitución de 1978 en la Asociación Cultural “Juan de Goyeneche” de Illana), han podido ser testigo de sus andaduras tanto musicales como poéticas.

   Es socio de CEDRO, socio y autor de la Sociedad General de Autores y Editores
- S.G.A.E. - miembro de la Sociedad Internacional de Escritores - SOINES – y miembro de la Asociación de Escritores Noveles – A.E.N. -.

   Actualmente participa en varios concursos de poesía tanto nacionales como internacionales con otro libro, también sin editar, titulado “POSTALES SIN REMITE”.