Ana María Debali

LA ORQUIDEA.
"Solo los tontos sueñan con lo
que no pueden tener"

Pero siempre habrás
orquídeas..

Tu no miras el sol,
ni yo tampoco.
Los dos sabemos que nos hace daño.
Somos dos fugitivos en las sombras.
Amor, sexo, pasión..
Extraña gruta, la que cavó el engaño.
Pero ayer...apareció una flor
Sí, allí,
entre el musgo y los años.
Y reímos, reímos como locos los dos.
Tu quisiste arrancarla para dármela.
Más yo, tuve que detener tu mano.
Era una orquídea. Nació de la ternura,
a riesgo de crecer entre la oscura
página, de culpas y milagros.
Y la dejamos.Es señal de futuro
-te dije-
para nosotros que borramos pasado
y vivimos presente, enamorados.
Quizás un día, tengamos el valor
de hacer a un lado
tantas cosas inútiles
Sobre todo...la palabra "pecado"
Entonces, sé que sacaremos
a pasear nuestro amor
por veredas de sol,
cielos azules,mar de pájaros.
Y la orquídea, lucirá en mi cabello
como un símbolo. El fin de la agonía.
Otro lado del mundo...
El que siempre soñamos.

Ana Debali

MIS DIAS ROJOS

Suelo tener algunos días
"alunados". Otros tristes,
otros ocres, otros blancos.
Pero a veces, me despierto tan húmeda...
Seguramente, he copulado en sueños,
contigo, húndiéndome en tu sexo,
dirigiendo tus manos...
En esos días,
soy capaz de sentir,
tibio y tenaz
tu aliento de hombre,
en mi boca, en mi cuerpo,
dando placer a borbotones...
Hasta el orgasmo. Placentero y dorado.
Son mis días rojos.
Esos que me regalo.
Los días en que te extraño,
las hormonas revueltas,
el deseo acelerado.


Ana Debali.