Antonia Pérez García Campos

JUNIO 2008
Para Diego:
UN MECHÓN DE CRINES BLANCAS

Cabalgando por nubes blancas
iban mil corceles blancos
atravesando distancias,
entre cielos ancestrales.

Llevaban aladas las patas
cruzándose con los vientos
los que llevaban la muerte
hasta cruzar el exilio.

Cabalgan mil corceles blancos
entre la nieve del alba
y las montañas del cielo
dándole al planeta vueltas.
Se les cayó de la nada
un mechón de crines blancas.

Antonia Pérez García Campos.

Con todo cariño a
POETAS EN LA RED

          CRISTALES

Brillan las aguas del río
como si mil estrellas fueran
¡La niña morena pasa
con su canasta de frutas!...
Al río mira de frente
embelesando a las aguas
¡quieren salirse del cauce
convertidas en cristales!

Con mil besos y resplandores
místicamente ondulados,
buscan la piel morena
debajo de tanta seda.
Niña que frutas llevas
en tu canasta de sueños
déjaselas a las aguas
y vente conmigo al norte,
...eran del viento las voces
cuando su falda secaba.

Se mira la niña bella
en el espejo del agua
dulces ojazos negros
prisionera la dejaron
de aquellas aguas traviesas
que la falda le mojaron
marcándole sus caderas.

¡Hay...glorias virginales!
¡Qué celos tienen las aguas!
¡Qué celos de muerte tienen!
y a la orillita del río,
se quedo mirando la niña
entre los cristales del río.

Antonia Pérez garcía Campos.

MAYO 2007

Santander 20/05/007

ANGELES SIN ROSTRO

 

Los descubrí entre las sombras
de aquel raro paraíso,
ángeles sin rostro;
cubiertos por halos de misterio
entre paréntesis blancas.

Ausentes extraviados
entre los caminos del sueño
y las garras del silencio.
Ángeles de un raro paraiso
que habeis marcado
la senda sangrante
del dolor inócuo.

Ángeles que corren sonámbulos
entre las marmoladas sienes
del amor ausente.

Antonia Pérez García Campos

Un saludo para todos los integrantes de la
página.

Santander I9/05/007

UN POCO DE ARMONIA

La simple inquietud de la armonía
doblega y vence aquellas iras
tratantes de una mágia aniquilada
qué en los posos del café te lo decian.

Trenzadas las caricias, aquel día
resbalaban inquietas por la almohada
junto al brillo de la luna en la ventana
que el tic, tac de aquel reloj lo consumia.

La simple inquietud de la armonia
transita singulares los caminos
los que llevan a la dicha prometida.

Se doblegan por cansancio rudas iras
al nacer espontánea la sonrisa
y la música suena...eso sólo es armonia.

 

Antonia Pérez García Campos

 


MARZO

ALMAS SUELTAS

Cruzábanse ya las almas
de las cenizas salidas
la niebla quién las mecia
regocijando su aspecto
y ser agua del tiempo
la que las piedras bebian.

Las pobres almas salian
a la sombra de la noche,
querian ser del derroche
imitando al que vivía.

MILENIO


Seré del milenio cosa tan pequeña
que me iguale a una gota de agua
cayendo sutil en una fuente
imaginàndome ser una cascada,
derrochando la euforia de los besos
en la clara visión de éste milenio.

Versión la mia antojadiza,
sin árboles dolidos ni vencidos,
con los nidos enroscados en sus ramas,
y los pájaros rondando con sus trinos
a la madre silvestre de la tierra.

¡Será así de gloriosa la vida!..
innata la canción del viento,
que hará fluir la primavera
por los hilos otoñales de la sangre.

Y obligar al tiempo a ser paciente
y derramar aromas por mi vientre
en libres y traviesas melodías
tras la luz aquella del Oriente.

 


CUANDO LOS TIEMPOS SE INVIERTEN

Agosto cinco ; provocadores nubarrones de tormenta,
aparecían rompiendo el cielo

con puntillas de hielo.

A pesar de ese frío cortante caminar por aquella avenida llena de árboles,
y pisando

las pocas hojas secas que quedaban por el suelo me hacían sentir satisfecha del cotidiano
trabajo .

Yo lo había elegido y esperado por mucho tiempo,
de ahí que el frío no me afectaba tanto.

Mire el reloj pulsera,
sólo me faltaban algunas calles para llegar a mi casa,
y el deseo del calor

hogareño era un gozo inexplicable.

Aquella estufa hogar ,
de leños encendidos,
me tenía seducida ;
podía pasar ante ella el resto

de las horas,
o hasta que el sueño diera su alerta.

Con cierta frecuencia ese crepitar de los leños impulsaban en mi mente las más disparatadas
imaginaciones.

Tal vez por esa razón me sentía tan seducida
a contemplar los leños ardiendo.

Volví hacia la ventana a dar otro vistazo a esa oscuridad reinante y estrellada noche invernal.

Quizás ni yo misma sepa definir que impulsos sobrenaturales dominaban la galaxia.

Sin embargo buscaba la ilusión, una estrella cayendo y la mente atropellando tres deseos.

__Soy extraña, me dije regresando a mi trono imperfecto.

Extrañamente se dibujo algo entre el espacio que había entre el fuego y yo, cómo si hubiera

Colocado un trozo de galaxia transparente… que no me impedía ninguna de las dos visiones.

Puse al vacío la mente. Alguien entro y se interpuso en el espacio. –“UN SER DISTINTO”-

Que al parecer ve mejor lo que yo veo.

Aquella criatura emergía de ese intrépido telón hacia mis oídos al compás de cada llamarada

Crepitante , decía… __¿ HUMANOS ?... necios, ambiciosos, prepotentes, ¡Diplomáticos ¡…

--Ni ustedes mismos se lo creen. –Unos organizan guerras , otros intentan pararlas , otros comen

En demasía… otros mueren de hambre.

--Otros disfrutan la vida, otros solamente viven, mal viven…¡ Y Tu, que !.. ¿acaso vives soñando?

--Pues despierta y haz que tu propia grieta sea minúscula, ¡ sofoca las guerras !.

--¿ Que raro, lo habré entendido?... Un ser distinto se me aparece; un ser distinto , sugerente que

sabia de nuestros errores. –¡¿Pero por que?!.. que razón me había llevado a esa visión.. Los leños

encendidos , la magia que ellos me producían, quizás el cansancio…

--¡No! Ahora recuerdo… fue el artículo de aquella revista que todos leímos , las fotos desoladoras

De aquellas páginas, lejos nuestro ,se seguían matando cómo moscas, sin piedad.

Mientras yo imagino y sueño idioteces al calor de los leños.

FIN

Antonia Pérez García Campos. Santander 2.006

 

Te dedico este
poema realizado a ti y atus Sirenas.


CABO DE AJO


Camino alborozado por la orilla
cuando el sol comienza la armonia
Me estás esperando Cabo de Ajo
con mis bellas Sirenas al naciente
y el amor que revuelve mis venas
hacia ti como espejos se ha lanzado.
Es la forma de verte que yo tengo.
Sirenas que me esperan
con espuma de amor entre las manos
Sirenas de mis sueños...
dulces y salados besos
que en miel se han transformado,
la miel del lugar de mis ensueños.

Deseo que te agrade, saludos Antonia.

ENAMORAR A LAS AGUAS

          

LLuvia de nectares
y versos delirantes.
lluvia de rosas
cayendo por el día.

Besa la brisa al agua fresca
y cae y sueña; y sube y baja
y rueda por la mañana,
entre marañas de magia...
y sube por las tardes
a enamorar a las aguas.

 

Antonia Pérez García Campos

ENAMORAR A LAS AGUAS

 

Lluvia de néctares y versos delirantes.
Lluvia de rosas cayendo por el día.
Besa la brisa al agua fresca
Y cae y sueña; y sube y baja
Y rueda por la mañana,
Entre maraña de magia
…y sube por las tardes
A enamorar a las aguas.

 

Antonia Pérez García Campos

SÍNDROME  DE Be y  Ve

 

¡ Qué paradoja!...creer que se puede inventar el modo de vivir, cuando ya está decidido
al momento de nacer.
Aunque esto es distinto, pertenece al diario vivir;  o al menos de algunos.
¡Aquí empieza esta cuestión:  Se trenzaron las pronunciaciones, las cuerdas vocales
se creyeron dueñas de las palabras que  salen de la boca.
Es tan  raro y difícil de explicar…porque los pensamientos se enmarañan
de tal manera en el cerebro que da la sensación de estar en un puzzle.
  -Todo por una simple pronunciación , así es que da la sensación que algún
sentimiento se torna dudoso, tal vez, ahí comienza el debate.-
-Se puede comparar al golpe de una puerta que se cierra estrepitosamente
sin que quede claro  si se está prisionera en algún determinado lugar-.

-La ve corta se atravesó entre el lápiz y el papel y todo empezó a escribirse
con ve corta, aunque fuera con la be larga, ¡qué calamidad para quién escribe
¡se metió!..y no crean que no disgusta, se diría demasiado, casi una humorada –
 Pero volviendo a la realidad, es bochornoso, quienes lean pensarán qué en rea-
  lidad se cometen horrores de ortografía; sin embargo ésta es una buena manera
   (aunque un poco maliciosa) de saber en realidad quién te dice la verdad con
respecto a lo que se escribe.

 Inconscientemente se incrementaban las palabras y en todas se imponía la Ve
Corta cómo cosa de brujas.
Una fuerza bocal exigía una reacción urgente de la be… larga.
Allí mismo se armo el alboroto con un juego de palabras entre v.b. todo ello
 duró  un buen rato, hasta llegar a la conclusión  de que pudieran ganarse
la batalla entre ellas.

La Ve corta intentaba ponerse en el plan de ganadora, pero la be , larga
neutralizaba la intención de rencilla , meramente temporal.

  Para no ahondar más sobre los verdaderos detalles psicosomáticos dejaba
 a las dos Be y Ve , que trataran de ordenarse cada una cuando en verdad les
  corresponda. De ésta manera se intento zanjar este desastre ortográfico,
y, pensar que todo empezó al escribirse “BAHIA”.

O más bien el desastre  por la Bahía. La conciencia ha quedado bien servida .
Ahora habrá que ver si estas dos señoritas, cada una cuando corresponda
sabrán acertar dignamente  su lugar en este cuento.
 

Antonia Pérez García Campos     

             PINTANDO

 
Pintando lluvia de estrellas
en medio del firmamento.
Pintando lluvia de pétalos
entre la magia del verso.
Pintando sigo la vida
con colores que me invento.

Antonia Pérez García Campos.

      LUNA PRISIONERA

         

La luna llora en mi piel
lágrimas de cristal,
las absorbió de madrugada
cuando el sol apareció.

La luna llora en mi piel
lágrimas de cristal,
no pudo esconderse en la arena
no pudo bañarse en la mar.

El otoño le dio prisión
en esa plaza embrujada...
y allí me encontraba yo.

La luna llora en mi piel
lágrimas de cristal,
yo le diré a esta plaza
que te dé tu libertad.

 

Antonia Pérez García.

    DUEÑA DE MIS SUEÑOS

      

Cuando sueñe en el huerto
más bello del planeta
y los sueños no me agobien
y sienta qué una vida nueva llega
en la más extrañas circunstancias.

Ése día tambien, será predestinado
envolviéndo formas y distancias
en un paño agradablemente perfumado
borrando en mí todos los fantasmas
que se han hecho dueños de mis sueños.

¡Cuándo sueñe, habra sido así...
en aquel inmortal huerto ..!

 

Antonia Pérez García.

SEPTIEMBRE 2007
CREER


No quiero creer en sueños
pero los sueños se imponen
no quiero segar los campos
que en los veranos concuerden
ni quiero pisar la nieve
porque luego se derrite
y es agua que se bebe
cuando bajan en torrente
no quiero creer en sueños
pero en los sueños me atiendes.

Antonia P.G.C

Poema dedicado a Diego
TE PROPUSE

Sé , que prefieres el mar y las estrellas
que a vivir conmigo en esta isla...
donde embriágan los frutos consumidos,
los días y las noches son iguales
la cadencia de las voces, son el eco
que envuelven las olas en su vientre.

Te propuse...que fueses tan sólo
como el vuelo de las aves...
como el Albatro vigilante experto
volviendo por su nido cada tarde
mientras echa la mirada de recuento.
¡Tantas fueron las propuestas!...
tantas... cómo tántas las estrellas.

Antoniapgc.

HADAS- DUENDES Y SIRENAS


Hadas y duendes...con sirenas jugaban
por las aguas azules y blancas espumas.
Los duendes se esconden al ver a la luna,
en cambio las hadas besos regalaban
y en la arena traviesa un rayo de plata
se queda esperando a la bella sirena.

Los duendes la arrullan entre las rocas
no quieren que a la arena vaya...
la embruja la luna con su luz de plata.
Juegan las hadas, se animan los duendes
por las verdes aguas de la mar serena.

Dos...son ya las sirenas de largos cabellos
y blancas escamas, se las peina la brisa
que habita en la bruma de la madrugada.
Se esconden los duendes detrás de las hadas,
en los anchos huecos de los acantilados
Las Sirenas juegan con las caracolas,
las dejaron las olas en la blanca arena.

Antonia Pérez García Campos.

¿Quien ha hablado de tristeza?

El recurso ha sido la entereza
y el suspiro que ha espirado.
La brisa se quedó entre la hierba
buscando minúscula agonia
de una lágrima inquieta
que huyó de mis pupilas
el mismo día del encuentro.

¿Suele ser tristeza la ternura?...
que algunas veces yo medito
entrando así decidida...
a honrar a cada paso la cordura.
Tan sutil la vida se acelera
en irónica fatiga de insistencia.

Bien lo saben los últimos
cauces que divagan en
eternos coloquios de locura,
divaga así la alegoria
entre el agua clara del río,
costumbrista de paisajes
de la tarde y del ocaso.

Del coro de los vientos
y el canto del silencio
hasta el límite se llega
en apariencia y te sales
desplazando la tristeza.

Antonia Pérez García Campos.

antoniapgc@ono.com