ANTONIO LARA BORBOA

CASUALIDAD.

 Cuando te vi, sentí mi corazón acelerarse, mis ojos perderse dentro de los tuyos y mi voz ahogarse en el silencio.

Cuando te vi, no supe que hacer, si reír, hablarte o contemplarte.

Cuando me hablaste, pude escuchar la sangre corre por mis venas, pude sentir un frió recorrer todo mi cuerpo y sentí ese hueco en el estomago, ese del que tanta gente habla.

Al tocarte, sentí como si nuestras almas se unieran y logre escuchar tu corazón, latiendo al ritmo de mi corazón.

..........y fue así,como logre darme cuenta que sentías lo mismo que cuando te vi.