Ernesto Tarelli

A un niño no nacido

 

 

A ti, que no llegaste
Que estás en las estrellas...
O que estás en el aire
Entre el cielo y la tierra.
O que estas en las flores...
O quizás, en la esbelta
Palomita torcaza
Que come aquí, en mi puerta.

Cuando miro a otros niños
"De veras", me recuerdan...
Que pudiste haber sido
Mi eterna primavera.

O cuando duermo solo
Y la noche me abraza
Te imagino corriendo
Por dentro de la casa.

Rompiendo mil silencios
Que someten al alma
A las tristes secuelas
De esas cosas que... pasan.

Que hacen que me pregunte
¿Por qué?, ¡Por qué no cambia!
Todo este sentimiento
¿Por qué?, ¡Por qué me abraza!
Y se y se ciñe a mi pecho Como un árbol en llamas que lo apagas un día, ¡¡Y al otro día estalla!!

Porque de esa chispita
Que no a mojado el agua
Vuelven hacerse brasas
La madera,... y mi alma.

Pero las cosas...pasan,
Y se enfermo mi alma…
Pensando en quien serías
si en aquella mañana…
Cuando te deshojaste,
Cuando te uniste al alba,
Cuando te hiciste viento...
O te volviste rama…

¡Y te ví!... en las palomas
En el aire, en las plazas
Sé que aunque no la pisas
Estás en esta casa.

Quiero decirte... algo,
De mis locos abrazos
Mis besos y caricias
Tu piel se Habría gastado.

A veces yo presiento
que habrías sido un lucero
En mis noches eternas
Iluminando el cielo.

Mejilla arrebolada
Aroma de manzanas
Viajero vagabundo
Princesa de su casa.

¿Privilegio en la tierra
de liderar tu raza?
O un humilde y hermoso
Lirio del campo... al alba.

Un músico, un poeta...
¡Que palpita y se inflama!
De esperanzas y sueños...
Divina luna... ¡Llama!

¿De un azul infinito Tus ojos, tu mirada?
¡Sensible pero fuerte!
Rocío de la montaña...

Tu altura... ¡De un aromo!
Cubierto por mil ramas.
O una abeja pequeña
Trabajadora y casta

Te diviso... en el bosque,
y esta nave, esta barca
ya no encontró destino
ni puerto, mar, ni aguas
Pero encontró cascadas...
Abismos, cataratas
Maremotos y truenos
Donde quiera que vaya.

Es que a veces nos pesa
De menos la balanza
La vida... trae sorpresas
Tristezas y esperanzas.
Esta lección me queda
La existencia es un lazo
De papel, cuero, o seda…
Préstamo a corto plazo.

Destellando en las flores
Con su piel de venado
Sonriente de fulgores…
¡Sueña un sueño dorado!

¡Escúchalo…el existe!
¡Lucha firme a tú lado!
Ya nunca estarás triste
Será tu niño amado.

Que si siembras... ¡Recoges!
Florecerá el manzano
Y de sus blancas flores
El fruto ira llegando.
Endulzara tu boca
Lo que parecía amargo.
Y será en el futuro
Su sombra... ¡Tu descanso!

19 noviembre 2007
Si no me equivoco a vos diego te interesa la ecologia y a mi tambien...este tema nace (es una canción) a la orilla del río PARANÁ.afluente que se une con el río Uruguay y que a dado tanto que hablar por la papelera que se instaló en ese país ANTES DE ESE CONFLICTO EN UNA PROVINCIA QUE SE LLAMA cORRIENTES UN COSTERO AÑOSO DON THEO GOMES ME DECIA  CASI LLORANDO...lo están matando a mi río...ustedes tienen un caso parecido en Ponte Vedra..

Y nació esto...

 

         Al Paraná
         (Chamamé)
 
Viejo amigo te canto… con pena y llanto, de mi garganta Salen solo gemidos, luto y quejidos este día al alba Porque pienso en tú herida lenta y dormida como se agranda Porque te estás muriendo y me están matando las esperanzas

Porque ya de tu pecho poco se escuchan, tuyá *querido Tus antiguos latidos bombos y ruidos, gritos y palmas Ahora te me estás yendo triste, en silencio como mi alma Te rindes a la muerte que inexorable nos baila y danza

         Estribillo)

A vos te pido “ché” presidente
“Ponéme” gente para curar
De sus heridas al viejo amigo
Mi viejo río, mi Paraná
Que no te achiquen mucho la “maya”
Que no este sucio hace decretar
Cuídame un poco la ecología
“Sinó” mi voto te "vía" negar
                         
         (Recitado)

Que pena mi viejo río, compañero, amigo fiel.
Cuantas veces a mis hijos los protegió tu vaivén Nos diste pacú, dorado, raya, boga, manduré, Pero ahora te estás muriendo, te están matando... ¡lo sé!
Dicen que esto es el progreso, que la represa es mejor Que los químicos son pocos, que tu fuerza no mermó Que la red, los mayoneros, no afectan tu producción ¡Pero yo sé viejo río, yo sé que esta es la verdad!
Los dos nos estamos yendo, poquito a poco nomás Se bien que ya no te quedan… ¡fuerzas!... ¡Ganas de luchar!
Si hasta te tiñen de negro los hombres con su maldad En algo nos parecemos río amigo... Paraná A mi no me quedan fuerzas y voz... ¡aflojando estás!
Es que... viejo amigo mío fondeando o con espinel Con boya, en costa o canoa, yo se que bien lo sabes… Nada me das viejo río... como antes... para comer.

* Viejo
Letra y música: Ernesto R. Tarelli. 

 

Un abraso en la distancia