Luis Barrera Reyes


Año 2007
Irr

Año 2006

ENERO
FEBRERO
MARZO
ABRIL
MAYO
JUNIO
JULIO
AGOSTO
SEPTIEMBRE
OCTUBRE
DICIEMBRE

es hermoso es cribir porque es el sentir del alma, es hermoso cojer una pluma para expresar nuestros sentimientos.
me gusta escribir y expresar en lo que excribo mis sentimientos.


Hermoso Lirio

Escuche su llanto
y vi su tristeza
en sus ojos color almendra,
junto a los lirios
de la dormida ribera
a la luz de la luna
lloraba sus penas.

era noche de luna llena
noche callada y serena,
sus labios hermosos virginales
eran como flor de primavera,
su sollozo era suave como la seda,
tierna era la hermosa doncella,
era un hermoso lirio blanco
en la dormida ribera.

le dije a la luna llena
que enrededado a su pecho
llevaba sus penas
por un idilio que se había deshecho,
la luna inquieta bajo hasta los lirios
y en la dormida ríbera le dio cariño.
ella me miraba llorando,
eran profundas sus penas.
le dije ya no llores, es dulce tu tristeza
y mirando al cielo le dije te quiero.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


Canena:
Musa hermosa que inspiras poesía en el alma mía.

CAMENA

Camena caminaba
por la orilla de los ríos
y con sus acuarelas
pintaba las gotas de rocío.

Camena suspiraba
y escribia versos de amor
a, la sombra del silvestre olivo
que a la ribera del río crecio.

Canena se inspiro
en la naturaleza que vio
y muy apasionada
versos escribio.

El colibri va de flor en flor
llevando el polén del amor
y en las ramas florecidas
un lindo pajarillo canto.

En la caricia del viento
de la tibia tarde,
en la flor nacío el amor
y, en cada primavera
cantara el ruiseñor.

Las primaveras vienen
las primaveras se van
pero los cantos de las aves
siempre perdurarán.

El sol esta radiante
con su bello fulgor
y, en el silvestre olivo
camena musitó:

Que bello es el amor
cuando se ama con el corazón
y, a las aguas de los ríos
tiernamente acaricio.

La sombra del silvestre olivo
es tan fresca como el amor
y, en las ramas florecidas
el pajarillo canto.

El alma de los vientos
quiero hacerla mía
porque en el alma de los poetas
germina semillas de poesía.

El pajarillo su vuelo alzó
y, a los cielos se elevó.
Camena dulcemente suspiro:
Ah... que bello es el amor.

-*-*-*-*-*-*-*-*-*

TALA DE ARBOLES

Trémulas ramas de árboles caídos
sus troncos sin ramas van por los ríos
los montes de árboles ya no están tupidos
los pájaros chillan por falta de nidos.

El sol ardiente calcina la mirada
los pájaros emigran en busca de nidos,
los árboles han muerto, los árboles se han caído
porque la mano del hombre los ha echado al olvido.

No hay flores silvestres por los caminos
sólo hojas secas que van sin destino,
él agobiado caminante se queja:
no hay sombra de árboles por los caminos.

Los pájaros revolotean y vagan confundidos
cada cual por su camino buscando sus nidos.
Los cedros, robles y pinos, ya no están,
tampoco están de los pájaros sus nidos.

los árboles y bosques se han ido
porque los hombres, a los bosques
en desiertos han convertido.
No hay sombra para los caminantes en el camino
ni los pájaros en los árboles tienen sus nidos.

-*-*-*-*-*-*-*-*-*-


**********************************
Enero 2006

**********************************


Niña

Con carita de luna
y con traje de sol
soy el viento lejano
que te acaricia con amor.

El aroma de tu perfume
es el aroma de tu corazón
que muestra tus encantos
en cada pétalo de tu flor.

Niña de la pradera
donde resplándece el sol
y por las noches la luna
descansa sobre su verdor.

Niña, la flor te murmura
y tú le brindas tu hermosura,
la flor te da sus colores
y tú le entregas tus amores.

Niña con ojos de cielo
tan llena de ilusión
soy el viento que te acaricia
dueño de tu corazón.

Voy a versar tu piel
como se versa a la flor
niña con carita de luna
y con traje de sol.

Mujer

Que ganas de amarte
contra un árbol tengo,
sentir tus pechos desnudos
en mi desnudo pecho.

Tocar tu tibio cuerpo
bajo el negro cielo
con luna llena
cubierto de luceros.

Abrazar tu cuerpo
formando un anillo quiero
hasta que mi alma
en tu alma se penetre.

Sentir el murmullo
de los ríos y el aguacero
acariciados por el viento
en una noche con luceros.

Amarte, amarte mujer
contra un árbol quiero.
Amarte hasta saciarme
viendo en tus ojos
el reflejo de los luceros.

Amarte, amarte mujer
contra un árbol deseo
bajo un cielo negro
de bello terciopelo.

Ella

Caminaba sola,
iba triste y sin quimeras,
no había ríos ni riberas
en donde cobijara sus penas.

Que ausencia de flores ella decia:
No hay primavera que me alegre el día,
todo es tristeza y meláncolia,
el viento ya no riza con alegría.

Se le afligia el alma en su agonía,
miraba su sombra con tristeza,
de rato en rato tocaba su frente fría.
Ella sentia que la muerte a buscarla venia.

Sus lágrimas caian como pétalos,
era triste y silencioso su llanto,
su sombra lentamente se recogia
para esperar con ella la muerte fría.

era dulce como la aurora
con fragancia de frescas amapolas,
aún en su tristeza era una bella flor.
El viento abrio sus brazos para que ella se durmiera.

Dame tu mirada ojos negros

Si sólo pudiera percibir
la dulce mirada de tus ojos negros,
complácido quedaria mi corazón
y de él se irian todos sus hinojos.

El color negro de tus ojos
es la noche que siempre te acompaña,
yo quisiera ser en ti
el lucero de la mañana.

Cuántas veces le has regalado
a la luna tu mirada?
y cuántas veces la luna
ha quedado en tus ojos cautivada?

Que hermoso es el silencio de tu mirada
que va creciendo con el viento
y cuando este junto a mi
sera como la luz de la alborada.

Ojos negros dame tu mirada
para sentirme complácido
con mi alma enamorada.

Gota de aguacero

Es hermoso ir por las calles
con un suave aguacero.
Ir sonriendo bajo sus gotas
diciendo que te quiero.

Con el aguacero no hay llanto,
dolor ni tristeza.
Hermosas se ven las calles
con la luz del amor que se refleja.

El aguacero moja tus negros cabellos
y una gota de aguacero para abrigarse
se esconde entre tus pechos.
Yo la miro y siento celos.

meter mi mano y apartarla quiero
porque me esta quitando el derecho que tengo.
Bueno, es sólo una gota de aguacero
y no hay porque sentir tanto celos.

Las gotas de agua al caer en tus manos
se transforman en instántaneas rosas,
rosas azules y blancas llenas de esperanza.
Que hermoso! es caminar bajo el aguacero.

Las rosas se abren en tus manos,
yo las miro, te abrazo, te beso
bajo las gotas del fresco aguacero
y al viento le pregono que te amo y te quiero.

No supe amarte

Hoy tuve ganas de llorar
y me puse a recordar
en aquel día que te deje marchar
por no saberte amar.

Hoy para mi, es un día de soledad
porque a mi lado no estás,
pienso en que brazos estarás
y quién te estara dando el amor
que yo no te supe dar.

En silencio mis lágrimas
quieren de mis ojos escapar,
miro el vacío y las detengo,
pero mi corazón de amor
por ti quiere gritar.

Me escondo en mis pensamientos
y me pregunto: Dónde estás?
ven y quitame la angustia
que me causa este mal
por no haberte sabido amar.

Hoy tuve ganas de llorar
si, por ti tuve ganas de llorar
al sentir en mi tanta soledad,
hasta en mis suspiros se siente
la angustia de mi triste soledad.
Ven....... que te quiero amar.

 

Cuatro poemas al viento

I

Hierve mi samgre
y quema mi piel
cuando toco tus pétalos
tierno clavel.

Mis ojos se encienden
con llamas de amor
cuando siento
el palpitar de tu corazón.

Tu mirada reposa
en el tibio viento
que anida en mi pecho
acariciándome el corazón.

Que sentimiento,
que amor, que pasión
siento que sale
de tu tierno corazón.

Tu calor me envuelve
fundiendome en ti.
Siento de amor
latir mi corazòn.

Hoy mis pensamientos
girarán en torno a ti
y todo mi decir
será sólo para ti.

II

Voy a caminar
y conversar con el cielo.
Le dire a las flores
cuanto te quiero.

Tu recuerdo vendra
envuelto en terciopelo
traido por un tibio
viento agorero.

Hondos serán mis suspiros
recordando lo mucho que te quiero
bajo el infinito celeste cielo.

Frescas son la aguas
del cristalino arroyuelo
donde se refleja la imágen
del frondoso ciruelo.

Tu recuerdo desatare
del envuelto terciopelo
y recordando tu amor
le dire que aún te quiero.

camino con tu recuerdo
conversando con el cielo,
diciendole a la flores
lo mucho que te quiero.

III

Oh! pétalo de rosa
que reposas
en mis concavas manos.

Delirio siento
cuando al pronunciar
tu nombre te llamo.

Mis sienes arden,
mi pecho se inflama,
mi boca con ansias te llama.

Ven, apaga en mi esta llama,
este fuego que hay en mi corazón
que a gritos te reclama.

Oh! perfumada rosa,
tan fresca, tan fresca
que a mi alama la alocas.

frágiles tus pétalos
de suave textura,
en ellos hay miel y dulzura.

Tus pétlos de seda
con piel de ternura,
amante rosa, eres mi locura.

IV

Dejare que me envuelva
el silencio azul de tu sueño
para soñar con los dulces besos
de tu fresca boca.

Sentire el suave murmullo de la hoja
en el dulce silencio de la noche,
donde tus recuerdos vendrán a mí
sin ningún reproche.

los recuerdos en mi sueño,
serán frescos como el aroma
del perfume de una rosa,
traídos en las alas de sus verdes hojas.

Con luz transparente de violetas
vendra el silencio azul de tu sueño,
para reposar en mi corazón
que siempre de ti ha sido su dueño.



*******************************
Febrero 2006
*******************************



Mujer color canela

Tu boca quema,
tus labios son fuego
que derriten los míos
como si fueran de cera.

Tus pechos palpitan
como hermosas gacelas
azotando mi sangre
mujer de color canela.

Eres hermosa, encendida,
como el grano de trigo.
Quiero reposar mi boca
sobre tu cálido ombligo.

quemas, pero a la vez eres fresca
como la flor tierna,
yo recorro tu cuerpo
cual hermoso camino.

tu fuego, es tan sólo mío
como lo es, tu silencio divino.
Abres tus pétalos en la dulzura de tu fuego, los abres con amor y deseo.

Tu rosa, esta húmeda y roja,
tus pechos palpitan.
Tus labios son fuego.
Todo en ti, está lleno de deseo.

 

Amigo

Pudiendo amarla
no la amaste,
me obligaste
a que yo la amara.

Penetre mis ojos
hasta su alma
y senti amor
cuando ella me amaba.

De que te quejas ahora?
de tu tristeza amarga?
Tú la despreciasste.
No quisiste amarla.

La arullé, con suaves palabras.
El viento se llevo su nostalgia,
ahora vive para amarme
y yo estoy a su lado para amarla.

Es mi mujer y duerme conmigo,
de ella es todo mi cariño.
Amigo, no pienso perderla
porque su corazón es mío.

No busques pretextos para buscarla
diciendo que no puedes olvidarla,
ella en mi encontro esperanza.
Amigo, por favor dejame amarla.

El mar de mi puerto

Que hermoso es el mar de mi puerto
azul como los ojos de mi amada.
Es hermosa su orilla cual espejo
donde se refleja la aurora enamorada.

la espuma de sus olas se levanta
como frágiles rosas nacaradas
que se enredan en los risos del viento
haciendo sentir mi corazón contento.

Cuando del mar sus olas revientan
parece que soltara su azulada cabellera, sacudiéndola con ternura al viento, y el sol sonrie de contento.

Sus olas desembarcan en la playa
para su orilla con ternura besar
y en ella dejar sus besos dulces
con aroma de sabor a sal.

La bahía de mi puerto es hermosa
con las luces de los barcos encendidas,
son luces amarillas que iluminan
la dulce sonrisa de la brisa en la bahía.

Para el mar de mi puerto es esta poesía
que la escribí desde el alba hasta el atardecer del día donde comtemplé el ocaso del sol que moria bajo la luz amante de romántica bahía.



Sin fronteras

A dónde va el viento?
al encuentro de una estrella?
mi pensamiento va
en busca de ella.

Mi anhelo reposa
sobre una flor bella
que envuelve la luz del viento.
Que hermosa! es ella.

El viento recorre el cielo
tabmbién en busca de ella
llevando en sus alas mi anhelo
para unirlo al anhelo dee ella.

Fronteras! no hay fronteras!
Para mi, ni para ella.
Nuestro amor se une
en sueños y químeras.

En versos yo le envío
dalias de primavera
a mi amor que vive lejos
y aguardo en dulce espera.

Para mi no hay ausencia,
mi pensamiento me une a ella
y mi corazón da brincos
porque en el amor no hay fronteras.


Sentimientos

Plasmaré con mi pluma
en el papel mis sentimientos
como plasma el pintor
tu hermosa figura en su lienzo.

Yo me describo a través de mis versos
soy así no guardo silencio.
Cuando amo pregono a los cuatro vientos.
Es el amor que por ti yo siento.

El pintor se inspira al matizar sus colores para pintarte con pasión y amores.
Yo me inspiro en mis pensamientos
porque el amor que te tengo lo llevo adentro.

Hermoso es amar a través de los versos,
es como tu aroma que trae el viento.
Te expreso a través de mis versos
mujer mis sentimientos.

 

 


*******************************
Marzo 2006
*******************************

La quiero

No ha despertado el cielo
sus ojos siguen dormidos.
No hay quièn divise
a mi amor perdido.

Aunque no me quieras
yo por siempre te querría
porque no puedo borrarte
de mis sueños amada mìa.

Mi corazón está oprimido
por el dolor de sus amores
y, en la tristeza de mis ojos
se reflejan sus clamores.

Tengo marchito el sentimiento
por el amor que se ha ido.
Despierta cielo! abre tus ojos.
Quiero encontrar el amor perdido.

Los ojos de la noche
son miles de luceros
que con su tintilar te dicen.
Que te todavía te quiero.

Despierta cielo!
Cielo despierta!
Abre tu ojo dorado.
Yo a ella la quierro.



La rosa y su tristeza

Permanece la rosa
abierta en el rosal
entregando su perfume
a todo aquel que ha de pasar.
Se pregunta la rosa
Quién me ha de amar?

Pasó un viento gitano
cantando por el rosal.
Dijo: Que hermosa rosa
es la que estoy viendo al pasar.
La besó y acarició
y luego de la rosa se alejó.

La rosa triste se quedó y se preguntó.
Quién me ha de amar?
Pasó el rocío y se depositó en ella
y dijo: Que flor para más bella
es la que está delante de mis ojos.
la refrescó y liuego de la rosa se alejó.

Triste quedó la rosa y dijo.
Quién me ha de amar?
Pasó la primavera y la flor
pensó que se quedaría en ella.
Pero la primavera se marchó.
La rosa en su tristeza lloró.

Dijo la rosa. Estoy entregando
el perfume puro que encierro
en mi alma, ha pasado el viento,
el rocío y la primavera y nadie
en mi para amarme se quedó.
La rosa en su tristeza dijo:
He nacido para morir de amor?

Un ruiseñor dulcemente le contestó.
Hermosa y amante rosa he venido
hasta ti para darte mi amor y todas las mañanas junto a tus pétalos se abrirá el sol.
y yo con mi canto te llenare de amor.

---------------------------------------


Abril

Quién pudiera cerrar mi herida
causada por el llanto en abril,
rosas puras inmarcesibles
tan llenas de amor y sin mí.

Los pájaros alegren cantan
levantados por el ciclón de luz,
yo lloro mi triste llanto
por mi amor perdido en abril.

Ven, ven! dulce rocío de encanto,
ven a calmar mi sufrir
mi alma esta se desangrando
y esta a punto de morir.

Quién entendera mi llanto?
Quién entendera mi sufrir?
las rosas han perdido su encanto,
yo quiero morir en abril.

En silencio llora el viento,
gime en su triste sufrir,
la tarde emite sus lamentos
maldita! sea la tarde de abril.

 

Aún vive en mi recuerdo

Dime a donde vas lucero fugaz?
a dónde te llevas mis recuerdos?
esos hermosos recuerdos
de la mujer que todavía quiero.

Ella aún habita en mi pecho,
cuanto la recuerdo y la quiero
y cuando miro el infinito cielo
su mirada me la recuerdan los luceros.

dejarla ir de mi no quiero,
quiero que viva en mi recuerdo
porque yo sé todavía
cuanto la amo y la quiero.

Recuerdo que lo hago mío
y lo abrigo dentro de mi pecho,
recuerdo que no lo quiero dejar ir
a través del fugaz lucero.

Lucero fugaz tú que habitas en el cielo, si la ves por algún lugar dile cuanto la amo y la quiero, que sólo vivo a través de su recuerdo.

Hermosa ilusión

Que ilusión hermosa tengo:
Que el sol ilumine de noche
y el amor en los dos sea eterno.

Que se mezcle el aroma del mar
con el aroma dulce del río
y así mi corazón tendrá nuevos delirios.

que el fuego en nuestros corazones no se apague, debemos mantenerlo encendido para que tú y yo no quedemos en el olvido.

No quiero caminar solo,
quiero caminar contigo, asido de tu mano,
tu amor va unido al mío.

Que el trinar del aire se detenga.
Como quiero que se detenga el tiempo
y yo estar por siempre en tu pensamiento.

te hablare al corazón con mis ojos
y con m i mirada te acariciare
y en mis sueños siempre te vere.

Siempre habra poesía

Quieta esta el alma del poeta
sus ojos ya no ven la luz del día
riza el viento en su agonía
sobre las flores marchitas y frías.

Ha reposado en los brazos de la muerte
una tarde de Octubre como él queria
dejando en el alma de la gente
sus dulces y amantes poesías.

cantó y le versó a la vida
expresando sus tristezas y alegrías,
la muerte ha cerrado su boca
pero él vivira en sus poesías.

El poeta cantaba, lloraba y reia
cuando en soledad escribía sus poesías.
Conversaba con el mar y el aura del día, sus pensamientos iban y venian.

Al pasar el hermoso lucero del alba
contemplaba al poeta y le sonreia,
hoy su alma ha dejado la vida
para reposar en la tumba fría.

Adiós amado poeta
que amaste tanto a la vida.
Tú vivirás por siempre
encarnado en tus poesías.

Si esta no noche

Alguién toca la puerta
y pregunta por mí.
Dile que no estoy,
porque esta noche
quiero estar
sólo para ti.

Tú en mi lecho
serás la mariposa
que en la hoja
del deseo se mece
y yo dulcemente
hasta saciarme
comere tus mieses.

Bebere el agua
de tu fuente,
desatare los pétalos
de tu tibia rosa
y sobre tus espigas ardientes
reposara mi nardo caliente.

Mi tibia lengua
se depositara en tu boca,
voy a embriagarme
de tu piel ardiente
tocando tu húmeda fuente.

Si esta noche
alguien toca la puerta
y pregunta por mi.
Dile: Que de amor
estoy ardiendo
en fiebre por ti.

Sabor

De aire fresco tiene tu cuerpo,
olor de trigo maduro tiene tu piel,
tus pechos son dos blancas rosas
que destilan amor y miel.

sabor de lluvia tiene tu boca,
tus besos son como suspiros
de amantes nocturnas rosas.

sabor de flor dulce tiene tu mirada.
Ah! preciosa rosa encandilada.
Acógeme en tus pétalos
amante rosa encarnada.

sabor de fruta, pura eres,
pechos blancos de pan delicioso tienes.
Tus manos son hermosas,
hermosas como dos lirios blancos.

El sabor de mis besos voy a dejar en tu boca para que los guardes como una amante celosa.
Sabor, bendito sabor de miel de rosas
eres amante mujer deliciosa.

--------------------------------

MAYO

Pobreza, angustia y miseria

Sopla el viento
llevándose la arena,
emite un canto
triste mi quena.

Es un triste canto
que recorre mis venas,
mi corazón se entristece
por sus angustias y penas.

Los lirios lloran al escuchar,
a lo lejos el eco de mi quena,
las rosas se preguntan.
¿Quién toca tan triste la quena?

Es el alma del indio
que llora en las alturas
acompañado por las tristes notas
de su dulce quena.

Los campos de trigo,
los campos de avena
comprenden al triste indio
cuando llora sus penas.

Mi madre es la tierra,
mi herencia son las penas.
Surco la tierra y siembro en ella
pero nunca tengo las manos llenas.

 

SURCO

Cuanto silencio encogido
guardé dentro de mi pecho,
silencio que al pasar el tiempo
en mi piel hicieron surcos.

Surcos de miseria, surcos de pobreza,
silencio de recuerdos de mi casa,
de mi patio triste y desolado
donde creció la nostalgia.

Surcos del tiempo que me recuerda
cuando a mi madre veía llorar sus penas.
Cuantas veces de rabia arañé la tierra
por no poder llevar pan a mi mesa.

Nostalgia infinita que agobias mis penas, rincón que escondes los recuerdos cuando en el fogón del carbón de leña mi madre con sollozos quemaba sus penas.

LLoraba mi madre acurrucada
junto al fuego consumiendo su nostalgia.
yo tenía en la piel surcos de miseria
y mi madre surcos de sufrimientos en el alma.

Silencio amargo te irás con el tiempo.
Quiero que en mi patio triste y desolado crezcan hermosas flores de esperanza que borren las huellas de los surcos de miseria que dejaron cicatrices de pobreza en mi alma.

-----------------------------------------------




JUNIO 2006


En tu ausencia

Lloro mis penas.
En tu ausencia
mi corazón se acongoja
en su tristeza.

Renuncio a contar
las estrellas en el cielo,
pero no renuncio a tí
que eres lo que más quiero.

eres el suave arrullo
de mi celeste sueño.
Eres el fresco manatial
de dónde ell agua del amor bebo.

Tu risa es como el trino
de hermosos pájaros
que arrullan los recuerdos
dulces de mis sueños.

Mis ojos se marchitan
llorando mis penas
y mis lágrimas son pétalos
de una flor que se deshoja.

Quiero ver rayar la aurora
y que la luz del alba nos envuelva.
Quiero junto a ti dejar de llorar
mis tristes penas.

 

Desde mi soledad

Desde mi soledad para ti
escribo estos versos.
Versos de amor
versos de sentimientos.

Me encuentro con mi silencio.
es un momento triste
en el cual yo te recuerdo.
Llora mi corazón por dentro.

la tristeza me embarga
cuando te pienso
y mis lágrimas afloran
porque te amo y no te tengo.

En tu recuerdo me sostengo
escribiendo en mi soledad
para ti amor mío estos versos.
¡ Cuanto te amo y no te tengo!

Mi melancólia la sufro en silencio.
suspiros que lleva el viento
cuando pronuncio tu nombre
y a mi corazón invaden los recuerdos.

¡ Cuanto te amo y no te tengo!
sufro por ti en mi silencio.
Desde de mi soledad para ti
amor mío escribo estos versos.


-------------------------



AMOR ES VIDA

Amo la senda blanca,
senda pura de la vida.
Es un hermoso camino
que el sol ilumina.

Inclino mi oído
a los murmullos del río.
Me gusta ver los verdes pastos
mojados por las gotas del rocío.

Hermosa es la claridad del día
con tierras de sol y armonía
de donde brotan aguas vivas
que nos dan la vida.

Amo la senda blanca,
senda pura de la vida.
Amo del mar su brisa
que a los vientos acaricia.

Amo el llanto dulce
que es llanto de alegría.
Amo la tierna vida que con amor
siembra sus semillas.

Amo el canto de los pájaros
como el dulce trinar del día,
el viento riza en su alegría
trayendo amor a la vida.

Amo la senda blanca,
senda pura de la vida.
El camino es hermoso
y el sol lo ilumina.

 

ASÏ LA VI EN MI SUEÑO

La veía venir triste,
traía entre sus manos
un jazmín blanco.
Ella venía sollozando
por la orilla del remanso.

Sus lágrimas parecían perlas
que hermosas relucían
con el sol de primavera,
la mañana era hermosa
pero triste estaba ella.

El cielo límpìdo mostraba
su color azul cristalino.
Ella en silencio lloraba
mostrando su tristeza
en sus ojos hermosos y divinos.

Se escuchaba el canto del río
a lo largo del camino.
Las mariposas reposaban
sobre las rosas de primavera,
pero triste continuaba ella.

Por la orilla del remanso
en silencio caminaba ella,
un hermoso cisne blanco
quiso alegrar su tristeza.
No pudo, porque muy triste estaba ella.

JULIO II

Esperando el día

Llega la noche
los pájaros callan,
ya no se escucha
el dulce canto,
ni los suaves trinos
de los ruiseñores.

Sopla el viento,
las hojas se mecen,
el murmullo del río
acompaña el canto del grillo.
Las luciernagas
a la noche enternecen
con sus pequeñas luces
que como lámparas
en el aire se mecen.

El cisne suspira bañado
por la luz de la luna
que del cielo baja
para darle un beso de amor.
la mariposa azul danza
en torno a la rosa blanca
inspirada por la dulzura de luz.

Se escucha el eco
del suspiro de una rosa
que va abriendo sus pétalos
para esperar los primeros rayos del sol.
Se despierta el ruiseñor,
trina sacudiendo sus alas
dando los buenos días a Dios.

 

Mar - cristal azul

Oh inmenso cristal azul
en donde juega el viento marino
formando flores de sal
con sus suaves remolinos.

Murmura la ola en su cresta:
Que hermosa se ve la aurora.
La brisa marina a la sirena enamora
que sobre las aguas azules aflora.

El mar es una preciosa rima
que compone un precioso verso
lleno de orgullo inmarchito
que cautiva al universo.

Rosas fragantes surgen de tu espuma
con aroma de sal que lleva el viento.
Yo estaba desnudo ante el cristal azul
guardando profundo silencio.

¡Oh, inmenso divino mar!
principe azul de mis locuras,
sobre ti escribo versos
que llenan de ternura.

Soberano mar - cristal azul.
mi alma en su pensamiento murmura:
El aroma de sal de tus flores de espuma
llenan mi alma de poeta con ternura.

 

Rosa

Mis manos tocaron la rosa,
rosa encendida de hermoso color.
Mi corazón cual solitario lirio
abrió sus pétalos para retener su amor.

Bendita es la primavera
con sus jardines en flor,
el canario lanza sus trinos
con dulces tonos de amor.

Una amarilla mariposa
se posa sobre la viva rosa
para inhalar el aroma dulce
del cáliz de su amor.

El sol con su rubio encanto
y el viento azul con fragor
encandilan a la preciosa rosa
del hermoso jardín de amor.

Luz de sueño dijo la aurora
al ver relucir como diamantes
las fescas gotas de rocío
sobre los pétalos de la rosa.

El canario desgranó su canto
en la alegre mañana.
Los pétalos de la amante rosa
mis manos tocaron.

 

AGOSTO

El jardín de mi sueño

Yo me vi en mi sueño,
en un hermoso jardín
cortando flores,
una rosa me dijo:Poeta
recitame tus amores.

Mire a la rosa y le dije:
Cubierta estás de esplendores,
tus pétalos suaves de seda
hecen de ti la flor
más hermosa de la tierra.

tierna eres como la primavera,
encierras sueños y quimeras
y las gotas de rocío sobre tus pétalos
son hermosas perlas.
¡Bella flor de primavera!

los ruiseñores te cantan,
los colibrí sobre ti vuelan
como queriéndote amar quisieran.
La luna por contemplarte se desvala
hermosa rosa de primavera.

¡Bien! mi amada rosa
te entrego mi corazón de poeta
en los versos que hoy te dejo.
yo me llevo de ti la frescura
y el aroma de tus pétalos.

 

Sin ti no viviré

Te fuiste sin decirme
porque te ibas.
Desde ese día mis noches
son pensativas.

Yo siempre decía: Que sin ti
no viviría.
Tú fuiste la celeste llama
de mi poesía.

Apasionadamente te amaba;
no lo entendías.
La luz profunda de tu mirada
me atría.

Eras el hermoso poema
de mi amanecer.
Tu amor era luz en mi vida,
amada mía.

¿Por qué me dejaste? Dime:
ese día.
Que Dios contemple mi dolor
desde arriba.

Ahora las mañanas amanecen
entristecidas.
Porque ya no está la razón,
que eres Tú de mi vida.



SEPTIEMBRE

Sinceridad yo quiero

Es dulce el agua
del río que corre.
Es dulce el agua
que del manantial bebo..
Pero más dulce
es el amor que brota
de un corazón sincero.

Que cante la boca
su verdad hermosa:
Para el que sueña
y para el que ama.
Y así se sienta amada
el alma por la luz
de sinceras miradas.

Se debe tener en cuenta
que la vida acaba
como un hilo que se corta.
Si vas a mentir,¡Calla!
No hables, no digas nada,
y así no mates las raíces
de esperanza del mañana.

 

La poesía

Es el suspiro del alma
y el latido permanente
del corazón cuando
de verdad se ama.

Las palabras sueñan
en el arrullo de la lluvia,
agua bendita que gota
a gota cae sobre el alma.

Los pensamientos corren
como una estrella errante
que ilumina el camino
para verla venir otra vez.

Yo escucho a lo lejos
el eco de su pecho
que viene palpitando
como un tierno clavel.

Oigo su sonrisa en el viento
que viene acariciando los aires
prendiéndolos de amor;
llenándose de gozo su corazón.

Ella es mi poesía
Ella es mi universo infinito
Ella es el latido permanente
que habita en mi corazón.

 

 

OCTUBRE 2006


Capullo de rosas

Como se entreabre
y entrecierra el hermoso
capullo de su rosa,
su humedad moja
mi mano que la acaricia.

La palpo, la miro,
cierro los ojos, la beso.
Abro los ojos, la contemplo,
con la yema de mi índice
le sigo el camino.

No lo puedo evitar,
como un suspiro es la rosa.
De sus labios brota
palabras en versos,
sus pétalos son tersos.

La miro, la beso,
la contemplo, la toco.
Fiel abre sus pétalos,
ella, desnuda toda
ante mis ojos abiertos.

De amor está cubierto
el capullo de su rosa.
Me enternece verla,
yo sobre ella dejo
el polen de mis versos.

 

Gemelas

Muévanse en el amor de sus esferas
las dos felices niñas gemelas
temblando felices de amor
a un ritmo suave de banderas.

Ahora las dos se aquietan
en las palmas de mis manos.
Son dos gemelas bellísimas
llenas de amor y de tibieza.

Mis besos sus esferas rodean
y en la cima de sus esferas
con cariño silencioso
mi boca se enseñorea.

De su tierno manantial
mi mano siente fluir
el agua de amor fresca
derramando caricia hechicera.

Voy a entrar en un combate
cuerpo a cuerpo con ella.
Mis sentidos se sienten
seducidos por sus gemelas.

Veo en sus ojos luz de amor
con brillo de celestiales estrellas
durante el combate
cuerpo a cuerpo con ella.

 

No he nacido para amarte

No sé, yo no he nacido para quererte,
quiero estar solo, vete.
Que extraño es ser tu amante,
aunque el sabor de tus besos son dulces
no he nacido para amarte.

Ya no me regales la luz de tus ojos
ni me esperes en el jardín por las tardes,
no me esperes por las noches en tu alcoba
para el temblor dulce de tu mano regalarme
porque no he nacido para amarte.

Un puñado de viento, sacudio nuestras carnes
y de mi boca salió la palabra: quiero ser tu amante.
Dicha efímera que como efervescida espuma
creció dentro de mi alma, como creció
en mí el deseo de ser tu amante.

No te quería, tampoco te amaba,
sólo basto una palabra para que seas mía.
En mi tristeza fuiste tú mi alegría,
no puedo compararte con nadie.
No sé, yo no he nacido para amarte.

Tus besos más profundos los guardabas para mí,
las noches eran días cuando yo me acercaba a ti.
Me besabas con dulces besos apagando mi sed
y mi ardiente deseo lo consumía tu piel.
Ahora debo irme, porque no he nacido para amarte.

 

 

DICIEMBRE

Estrella del alba

Vuelvo a mi soledad
voy a contar las estrellas,
sintiendo el beso de la noche
les cantare a ellas.

Estoy llorando sin querer
siento que mi herida se abre
y mi corazón con tristeza late
sintiendo la soledad.

Ellas guardan silencio
para escuchar lo que digo
y emitiendo suspiros
me pongo a cantar.

Como rosas de seda
son las amantes estrellas
y sólo una de ellas se queda
hasta el amanecer.

es la estrella del alba
que a paso lento se aleja
y con hermosura brilla
como el fino cristal.

Oh amante estrella
siento que me miras
y siempre me acompañas
en mi triste soledad.

Ocaso de amor

Yo nunca más la vi
desde el día en que me fui
pero siento en mí su corazón latir.

El crepúsculo me hizo llorar
de amor en la divina tarde
que no volvera jamas.

Sentí el ocaso del amor,
y la tarde meláncolica
sollozaba sobre el mar.

En esos momentos sentí
que se iban mis sueños
y se perdía mi ilusión.

mi corazón se partio
y al verla llorar la abrasé,
yo también de tristeza llore.

Con ternura la acaricie,
dos fuentes hermosas
en sus claros ojos miré.

Profundo silencio guarde,
sus dulces lágrimas enjugue.
Hoy mi corazón llora por volverla a ver.

Melodía del crepúsculo

La melodía del crepúsculo
toco el amante corazón de la rosa
llenándolo de fragancia y de gloria.

Aún en ella permanecían
las gotas cristalinas del alba,
la luz se detenía para amarla.

Mi corazón se lleno de ensueños,
yo quería mirarla y tocarla
y en mi pecho abrazarla.

Estaba llena de ternura y cariño
la tierna y amante rosa;
mi corazón se volvió como el de un niño.

Ella hermosura pura tenía,
excepcional encanto sus pètalos tenían,
en mí se desataba un ansia de amor por ella.

Cuantas veces en mi sueño
soñé tener una flor como ella
sin importar si fuera grande o pequeña.

Sólo sé que mi mirada toco
el amante corazón de la rosa
como lo toco la dulce melodía del crepúsculo.