Maria Cristina Quinteiro

Vivir... no sobrevivir
Verano en Buenos Aires. Vacaciones. ¿Vacaciones?
Leo en mi computadora el diario LA NACIÓN: “Usted Opina” es prioridad...
Las vivencias de la gente, su sentir, su preocupación... me muestran la realidad...
Mi realidad.

Necesito de esto para sobrevivir
Veo una nota, alguien describe una tarde en el sur, (es tan descriptivo!). Sin querer vuelo hacia allí.
¿Es que acaso extraño aquello? Sin dudas...
Miro a través de mis ventanas. ¿no limpié los vidrios ayer?. ¡Oh sí, claro!,  el smog que hace estragos.
No necesito de esto para vivir.
Y esa nota de LA NACION... allá lejos. El aire limpio de la Patagonia, una moto, un paisaje y su inmensidad, y el silencio...
¿Es que acaso extraño aquello? Sin dudas...
Escucho en mi computadora mp3... me deleito con la música.
Necesito de esto para sobrevivir.
Y esa nota en el diario... allá lejos. La plenitud de aquél que me invita a viajar, a soñar...
La realidad me golpea y bajo repentinamente... la sirena de una ambulancia. ¿Cómo era el sonido del silencio?
No necesito de esto para vivir.
Y esa nota en el periódico... allá lejos. El escuchando, él contemplando. El olvidando...
¿Es que acaso extraño aquello? Sin dudas...
Escribo un e-mail dirigido a la sección “Usted Opina”, decido ser protagonista, ¿porqué no?
Quiero plasmar mi sentir y ser la realidad de alguien...
Necesito de esto para sobrevivir.
Allá a lo lejos... en la Patagonia, allá donde el viento casi nunca muere, ¿me extrañarán?
Aquí cerca... en Buenos Aires, aquí donde las golondrinas se posan en los cables,  Led Zeppelin suena fuerte: “Whole Lotta Love”.
Quiero aturdirme y no pensar.

Mañana limpiaré de nuevo los vidrios de mis ventanas y esperaré...
Me escribirás, estoy segura.
Necesito de esto para vivir... no sobrevivir.

Maria C. Quinteiro

Buenos Aires

sunny_lupe@hotmail.com