Marina Barrio

VERSO A LA PASIÓN

Cruza mis senderos
escarba en mis cuevas
navega conmigo
por sendas inciertas.

Sube lentamente
baja suavemente
escala laderas.

Siente mis latidos
vibra con mis quejas
sueña con mi alma,
metete en mis venas.

UN SUEÑO

He soñado con un paraíso,
bello edén rodeado de mar,
con montañas de fuego dormidas
donde el cielo se puede tocar.

Sus paisajes inundan mis ojos
de belleza y color natural
Primavera perenne en sus parques
con aroma a jazmín y azahar.

Son sus gente, sencillas y dulces
que sonríen al verme llegar
y me cuentan historias pasadas con su acento y ser peculiar.

Por sus calles tranquilas camino

me embeleso y me dejo llevar
por un timbre que sueña a lo lejos
y una voz me susurra: "Altahay"

Una suave caricia del viento
que me envuelve y me llena de paz
me despierta - el sueño termina-
y me invade una gran soledad.

Me gusta...

Contemplar contigo las estrellas
decirte a medianoche que te quiero
regalarte mi sonrisa al despertarnos
sentir temblar tu cuerpo de deseo.

Deseo...

saborear la dulzura de tus besos
mirarme en tus ojos tiernamente
saciar mi sed de amar entre tus brazos
estar a tu lado para siempre.

MI DESEO DE PAZ

Que llegue mi canto, amigo,
de rabia, pena y pesar
hasta tu triste destino
que te ha tocado lidiar.

En el campo de batalla
soldado, niño o poeta
¿Que más da?.

Destruir al enemigo
es tu consigna sin fin,
sin saber como, ni donde,
alguien decidió por ti.

Esos tiranos mezquinos,
que nombran a Dios y a Alá,
que todas las culpas caigan
en sus cabezas, sin más.

Les ciegan los peores males
que uno de pueda encontrar

La avaricia, el
egoísmo,
el odio, la falsedad...

¿Qué pensaran cuando ven
la sangre del inocente
por los caminos bajar?
¿Porqué me pregunto esto,
si no tienen corazón?
Si lo tuvieran dirían:

"Haya paz, paz y amor"

MI PUEBLO

A Angelines Barrio

Te veo a lo lejos,
tranquilo y pequeño,
y a mí mente acuden
raudos
mil recuerdos:

De la vieja escuela,
donde aquél maestro
con mucha paciencia
recita unos versos.

Mis Juegos de niña
en aquel recreo...
Tus calles entonces,
eran mi universo

Esas mismas calles
que mis pacos vieron,
ayer eran tierra
y humildes senderos

Por tus verdes prados
que albergan dos fuentes
las flores de mayo
de alfombra se extienden.

Altiva la iglesia
vigila tu sueño
sus vidas campanas
h
oy guardan silencio

Tus casas de piedra
tienen mil secretos
y resisten duras
el paso del tiempo

Tu, pueblo, me hablas,
yo siento tu aliento

LOCURA

Dibujé tú rostro,
soñé tus caricias,
esperé tus besos,
escuché tu risa.

Me asomé a tu vida,
subí a tus silencios,
supliqué ternura,
sufrí tus engaños,
conocí el dolor.

Aguanté tus celos,
viví tus delirios,
sentí tu presencia,
añoré tus manos,

soporté tu ausencia.

HAIKU

Lluvia de Otoño
Entre los barrizales
germina el trigo

Tiempo de espera,
soledad en el alma
reloj de arena

Trigales verdes
que el viento mece.
Baile en el campo

El sol quiere llegar
hasta las cumbres
¡quítate nube!

Sobre mi mano
la paloma de la paz
come su grano

Ídolo de barro.
la luz
de gas
cegó mis ojos

Arado y yugo
y la tierra se entrega.
¡Por tu semilla!

HOY BUSCO

Hoy busco el camino aquél
que me llevó junto a ti,
busco las huellas perdidas
las que dejé tras de mi.

Anhelo encontrar tu nombre
que en el camino escribí.
Pero el viento con sus juegos
de polvo cubrió el sendero
y borró tu nombre escrito
tímidamente en el suelo.

Hoy busco el camino aquel
que aparté de mis recuerdos,
porque añoro aquellos labios
que me dieron.¡ Te quiero!
hoy busco el camino aquél
y solo encuentro:¡ Silencio!

TE RECORDARÉ

Te recordaré
siempre cariñoso
mimando mi cuerpo
temblando de gozo.

Cada día que pase
dudaré un instante
pasar por tu puerta
volver a llamarte.

Se que en cada beso
vas a recordar
momentos vividos
que han quedado atrás.

Pensar en tu cuerpo
me incite a soñar
que junto a ti estoy
y vuelvo a volar.

y cuando te vea
pasar a mi lado
con el pensamiento
gritaré: te amo

y con la mirada
yo te haré saber
que siempre y por siempre
te recordaré.

TE QUIERO

¿Qué por qué sé que te quiero?
Porque me causa ternura
mirar tus ojos serenos
que penetran en mi alma
y se clavan en mi cuerpo,
porque el roce de tus labios
me provoca mil deseos
que me queman lentamente
desgarrándome por dentro,
porque me abrazas
y siento que me muero, por eso...
por eso se que te quiero.

TRIGAL CON CUERVOS

Grandes nubarrones
que amenazan lluvia.
La vereda verde.
Campos amarillos
que mueve la brisa.
los cuervos se alejan
huyen, vuelven, giran,
vuelan como locos
buscan su guarida.

DESEO

... Es esto que me obliga
a vivir fantasías
a soñar con estrellas
a mendigar su sonrisa.

...Es algo incontrolable
que me empuja a un abismo
lleno de sensaciones
donde mi cuerpo arde.

... Y es ternura infinita
al tenerle en mis brazos
al mirarle a los ojos
al besarle despacio.

CANCIÓN

Si. .. lo conseguí
encontré el amor,
estaba perdido
en el mar profundo
navegaba sin timón.

Si miro sus ojos
siento palpitar
dentro de mi cuerpo
mi corazón loco
siento va a estallar.

No puedo negar
que su boca es..
es tan suave y dulce
tan maravillosa
que me acerca
h
asta el placer.

Y en su cuerpo a fin
que es mi cuerpo ya,
encuentro cariño, calor, amistad
amor y ternura
pasión sin igual.

En una palabra:
¡Encuentro la paz!

AUSENCIA

Me encuentro tan abatida
tan sola, tan olvidada
tan lejana, tan ausente,
tan vacía y amargada
que no se por qué llorar
teniendo mi/ y un motivos
aunque hoy quisiera hacerlo
solo me saldrían gemidos.

Adiós, adiós ya me voy
¿porqué me tengo que ir?
¿Hasta dónde llegaré?
¿Cuándo podré ser feliz?
Preguntas y más preguntas
solo puede responder
el tiempo juez implacable
que hoy quisiera detener.

AMOR DE MADRE

A Nadine

Hay cariño y bondad en sus ojos
que en los míos se quieren mirar,
hay ternura y sonrisa en sus labios
que a los míos se acercan sin mas.

Y me quiere, me mima, me ama,
como nadie lo ha hecho jamás.

Acaricio sus manos pequeñas
un momento de amor sin igual,
Ella mira, y en esa mirada
yo me quiero perder sin piedad
Ella ríe, y en esa sonrisa
Madre mía. ¡Te vuelvo a encontrar!

A SOLAS

¿Cómo tú has podido
traer a mi vida
tanta soledad?

Quizás, quizás...
no has sabido amar
no lo suficiente
no con valentía
no con lealtad.

Me duele pensar
que no has sido bueno,
no has sido valiente,
no has sido leal.

¿Por qué esa maldad?
No quiero respuesta
tu tiempo ha pasado
no has sabido amar.

AL DESAMOR

Esperas callado. Tus ojos me miran.
Revives momentos pasados, vividos.

Tu rostro cansado, denota fatiga.
Estas intentando aliviar tu herida.
por fin agotando la última caricia.

Y sigues callado, tus ojos me miran,
tu mirada quiere traspasar mi vida.

Hay tanto dolor en esa sonrisa
que por un momento me siento vacía.

¡Me has querido tanto! ¡Me quieres! -diría­
He sido tu musa, tu estrella, tu guía,
tu sol, tu universo, tu noche y tu día.

Y sigues callado, tus ojos me miran...

EL SILENCIO

A Ibn - Hazm

Navegaba en un mar
de perdidas palabras,
de silencios profundos
con mareas sin pausa,
sin sosiego ni calma.

Tu llegaste a mi vida
cuando yo naufragaba,
y he pensado mil veces
en esta suerte mía.

La fortuna me llama.
Y o los brazos he abierto
y he abrazado a tu alma.

CONFIESO

...Enfrentarme a mis dudas y mis miedos.
cara a cara.
...Reconocer mi cuerpo con las manos,
palmo a palmo.
...Desafiar al mundo con mis sueños,
paso a paso.
...Descubrirme en el fondo de mí misma,
poco a poco.
...Desatar sin tapujos mis deseos,
cuerpo a cuerpo.
...Saborear la dulzura de un instante,
beso a beso.

...Dedicarte mis poemas cada día,
verso a verso.

OLVIDAR

Me lo digo a mi misma
y me lo vuelvo a decir noche tras noche:
No me quisiste tanto como dices
no supiste cuidar algo tan bello.

¡Hay que se un buen hombre para hacerlo!
En tu escala de valores no ha existido:
respeto, confianza, interés, amor sincero.

Entonces me pregunto: ¿Qué he amado?
¿Qué he visto en ti?, ¿Qué me ha gustado?

Quizás te idolatré, sencillamente
tal vez amé una sombra simplemente.

EL AMANECER

Es el aro encendido del sol,
como una roja aureola
que tímidamente asoma
y el horizonte transforma
en resplandeciente luz,
que los nimbos atraviesa
y en los cúmulos refleja
múltiples tonos de azul.

OTOÑO EN LA ALDEA

La lluvia tímidamente
desciende por las laderas
y va dejando a su paso
perfumadas las veredas,
y las ramas de los árboles
sostienen sus hojas secas
hasta que el viento del norte
con su rumor se las lleva.

Se escuchan las campanillas
de un rebaño que se acerca
y con paso presuroso
se dirige hacía la aldea.
La tarde - noche se cubre
con una niebla muy densa
que tiende su blanco velo
entre las casa de piedra.

NOCTURNO

Con la noche de negro teñida,
cual espectro que mueve sus corvas,
sigilosas, calladas, esquivas,
se deslizan ocultas las sombras.

Surca el agua con ondas de plata,
el rumor de una fuente distante,
donde el astro que brilla se mece,
y se funde en abrazo de amante.

Cual un soplo de aliento sonoro,
pasa el viento galante en su danza,
misterioso, ligero, atrevido,
perturbando la paz de las almas.

Con sus suaves matices de rosa,
va extendiendo sus velos la aurora,
y en los cielos, al claro del día,
las estrellas y sueños se borran.

SANABRIA

Atrás se queda mi tierra,
tierra fértil que cultiva
el campo con su dureza
verdes prados, arboledas
gentes nobles que te ofrecen
el cobijo de su hoguera.

Por el lago misterioso,
en silencio cruza el Tera
va bajando lentamente
susurrando entre las piedras,
y al pasar lo mira Puebla
desde su castillo altivo
y lo rozan sus praderas
con sus cisnes y sus niños.

Duro invierno entre la niebla,
silba el viento en las montañas
con la nieve en sus laderas,
que espera pacientemente
blanca y radiante -cuál novia­
que llegue la primavera.

Cae la tarde lentamente.
Bajo las casas de piedra
la imagen callada y seria
de un abuelo se contempla.

Atrás se queda Sanabria
pero yo... la siento cerca.

INFANCIA (A Antonio Machado)

Inocencia. Son recuerdos
quizás lejanos, y oscuros
que de infantil ignorancia
por mi mente en la distancia
como ráfagas de viento
pasan rozando a mi encuentro:

Gris oscuro en las ventanas
de mis tardes invernales
largas noches, tempestades
amaneceres de escarcha
a través de los cristales.

Dentro el calor de la hoguera,
el olor de la madera
y los pasos maternales
... Siempre suaves, musicales.
suenan lejos las campanas
arrecia en repiqueteo
de la lluvia en las ventanas.

Llueve, llueve y la neblina
ya se torna en agua-nieve
y otra ved en agua fina,
y en mi estancia iluminada
por esta luz invernal,
sueño,medito impaciente:
Mi futuro: ¿cuál será?

CAMINO A VALDIMBRA

Crudo aquél regato,
subo aquél sendero
- vueltas y más vueltas­

Tranquilo universo
de sueños cubierto.

Me invade la calma.
Suenan los cencerros
las vacas caminan,
grandes ojos tristes,
me miran tranquilas,
saben su camino
con mi compañía.

Las hojas de Otoño
a mi paso giran,
brincan saltamontes
corren lagartas.

La tarde de sombras
cubre la colina.
- Vueltas y más vueltas­
Las vacas caminan.