mider.

Oh, oscuridad
te engalanas con los susurros de la penumbra
y en mi alma vuelcas
el bálsamo de lóbregas vertientes
Infinito eco que al firmamento quiebra
con efímero fulgor
lleno de lágrimas vestidas
con la palabra tristeza.

Ah, Nocturnas visiones
sueños teñidos del rubor de las estrellas
que en mi pecho anidan
como inmateriales capullos
que cautelo con ternura.

Noche, noche eterna
cabalgo tu vientre sobre el vapor de las sombras
intoxicado del elixir
que enarbola tu presencia
poseído por arcanos corazones
que con hilos de plata
tejen la senda de los abismos,
perdido para siempre
tras los velos del olvido.

 

Amantes vagabundos
que se llaman desde lejos
una cándida mirada
hizo luz sobre el misterio
Pues era ella
la musa eterea de sus versos
y era él
aquel errante caballero.

En el circulo de plata
del ocaso de los tiempos
se fundieron los caminos
del poeta y de su sueño
cual oasis en las sombras
de este pérfido desierto
dos estrellas que se encuentran
en el vasto firmamento.

Mágica visión que trasciende el pensamiento
Venus hermosa y Apolo guerrero
que en vuestras almas se cumpla la dicha
de los que nunca besaron lo eterno.

mider555@hotmail.com