Osvaldo Ulloa Sanchez

 

POEMAS PARA ESTAR BIEN CON UNO MISMO

 
POEMAS PARA ESTAR BIEN CON UNO MISMO

Cuando te digo respira profundo
no soy yo quien te lo ordena
sino tu propio cuerpo. Escúchalo.
Cuando te digo relaja tu cuerpo
no soy yo quien te lo ordena
sino tus propios músculos. Escúchalos.
Cuando te digo deja de pensar
no soy yo quien te lo ordena
sino tu propia mente. Escúchala.
Si te escuchas a ti cada día de tu vida
sentirás que lo que te une a ti mismo
y a los demás es el amor.

 

Tú no seas como todos los que miran
y ven el mismo paisaje:
un extenso valle
y en medio un árbol solitario.
Acércate al árbol verás entre sus ramas
un nido
escucharás al viento que sacudiendo sus hojas
parece murmurar oraciones
verás cómo a las raíces gruesas las abraza
con fuerza de madre la tierra.
Tú no seas ciego y sordo como todos los que miran
y ven un paisaje desolado
donde en verdad hay vida
movimiento y música.

 

 

 

Tú te conoces a ti mismo
y a pesar de ello has rehusado
a estar contigo mismo
culpando a las cosas que hay que hacer
a la gente que hay que atender
a los trabajos que hay que realizar
a la prisa y al cansancio.
Te pasa lo mismo
que te ocurre cuando en dirección contraria
viene una persona conocida
y tú desvías la vista
haces como si no la hubieses visto
para no saludarla
porque no quieres estar con ella
o porque vas muy de prisa.
Ahora en este instante
encuéntrate contigo mismo
devuélvete la mirada a tu alma
saluda con amabilidad a ese que eres
escucha lo que tienes que decirte.
No hay trabajo más urgente que éste
el cansancio desaparecerá te entretendrás
olvidarás la prisa y el ajetreo.

 

 

 

 

Si el sinsentido y la sinrazón
no existen en ninguna parte del universo
por qué le das cabida en tu mente?
Si la lluvia cae fuerte
es para darle vida a los ríos entregándoles agua
y ayudarlos a que viajen hacia el mar.
Si la canción es melancólica
es porque la tristeza se adueñó del alma
y el hombre busca sacar ese dolor.
Todo tiene una causa y un efecto.
Nada es porque sí.
Todo tiene sentido.
Si el niño juega es porque se está divirtiendo
si ríe es porque está alegre y si llora es que algo le duele
mañana si es un hombre bueno es que recibió afecto.
Si el hambre aparece es porque la vida
avisa que quiere seguir viviendo.
Si los muertos viven en la memoria
es porque el poder de la muerte no es tan grande.
Si la flecha da en el blanco
es porque el arquero es diestro.
Si el sinsentido y la sinrazón
no existen en ninguna parte del universo
por qué le das cabida en tu mente?

 

 

 

 

Todos los muertos quisieran estar vivos
para sentir al aire entrar y salir a través de sus pulmones
ver aparecer las cosas con la luz
caminar sentir al agua escurrirse entre las manos juntas
soñar un sueño en el cual ser parte
vivir una pasión en la cual ser el todo
tocar un cuerpo amigo y así hacer amigo
al propio cuerpo.
Todos los muertos quisieran estar vivos
pero no pueden porque la muerte los devoró
para ellos es imposible
porque ya se les agotaron sus posibilidades.
Tú que estas vivo disfruta la vida
sintiendo que sientes
pensando que piensas
y si te haces amigo de tu cuerpo y tu alma
harás las cosas mejor cada día.

 

 

 

Te dieron un papel en la obra y tú por nerviosismo
(nunca habías estado sobre las tablas de un escenario)
no lo estás haciendo bien estás sobreactuando
tu tristeza no parece verdadera tristeza
ocurre lo mismo con tu alegría.
Relájate tienes que sentir que estar en el escenario
es como estar en cualquier parte
en tu casa descansando o caminando en un parque.
Sé que es difícil pero actúa en forma natural
con la naturalidad del ave cuando vuela
y con la del sol cuando brilla.

 

 

 

 

 

 

Una vez miraste el infinito cielo estrellado
y sentiste que en tu alma se reflejaba
esa imagen como en un espejo limpio.
Ahora recuerda el brillo de esas estrellas
y verás como te llena todo el universo
con el mismo sentimiento de plenitud de ayer.
Recordar es dejar que la mente
traiga al presente los tesoros ocultos
que guardó en su interior.
Mira el brillo de esas estrellas
están todas en ti
en tu mente en tu cuerpo
si las contemplas con detenimiento
su luz hará nacer en tu pecho
un fuego que ni la muerte apagará.
Siente como el firmamento
ha dejado la huella de su luz en ti.

 

 

 

El sol no da largos y aburridos discursos
sobre lo que es la luz
y la importancia del calor en la gestación de la vida.
El sol no da argumentos sobre las “motivaciones”
que tiene la luz para iluminar lo que ilumina
y sobre por qué hace crecer plantas venenosas
junto a esas que traen la sanación.
El sol no utiliza palabras
y sin embargo dice más cosas
que todas las que pudiera decir el hombre
en sus miles de años de civilización.
Para entender lo que dice el sol
no necesitas ponerte a pensar
sino sentir tu piel que al ser acariciada
entiende los misterios de la vida.

 

 

 

¿Has experimentado alguna vez el todo
del cual eres parte?
¿Has estado parado en el borde del universo
sintiendo que allí el tiempo y el espacio
se marchitan como una sencilla flor silvestre?
¿Has sentido a la luz viajar dentro de ti
en tu sangre llenándote de vida?
¿Has sentido cómo gira la tierra
como en baile sagrado?
¿Has sentido que esos movimientos
son los mismos de tu corazón cuando late?
¿Has llegado a mirar el océano
hasta sentir que tu yo
se esconde en el horizonte junto con el sol
y la noche es un sentimiento inmenso?
¿Has experimentado alguna vez el todo
del cual eres parte?

 

 

Cada día más de lo mismo la rutina
con algo de mecánico que insiste
en los mismos movimientos
en los mismos recorridos
así tus días sin vivir realmente.
Este es el momento de despertar
y sentir que la vida te exige estar vivo:
escucha los sonidos que llegan a tus oídos
es la vida que te dice estás vivo
y el estar vivo es una oportunidad.
Mira la luz que llega a tus ojos
ella te dice estás vivo
y el estar vivo es una oportunidad.
Ahora es el momento de despertar
y de hacer eso que siempre deseaste.
Cuando despiertes lo primero que vas a sentir
es el latir de tu propio corazón
que te pide que tomes las riendas
para hacer las cosas que te traen calma y dicha.

 

 

 

Desde que viniste a la vida
tus sentidos han experimentado
una infinidad de experiencias.
Hoy es el día que tienes que descubrir
ese sentido por el cual experimentarás
la dirección del universo
que te invita a sumarte a ella.
No es la vista ni el tacto
lo que te llevará a descubrir
hacia donde va la vida
ese nuevo sentido
te sacudirá más fuerte que una fuerte tempestad.

 

 

 

El barco de blancas velas
permanece inmóvil
cuando el viento es demasiado débil.
por el contrario si el viento es muy fuerte
el barco de blancas velas
se hunde en el fondo del mar.
El viento que hace avanzar al barco
no está cerca de la inmovilidad
ni de la impetuosa tormenta.
Así ni muy fuerte ni muy débil
debe ser tu respiración
si quieres avanzar hacia ti mismo.

 

 

 

Si sientes que la monotonía te embrutece
y si estás esperando que un milagro te sacuda
significa que estás tan ciego como si los ojos
te los hubieran quemado echándoles sal.
El milagro que esperas es tu respiración
ella tiene el ritmo de las hojas en el viento
y el batir de las alas de la aves cuando vuelan.
El milagro que esperas está en el fondo de tus ojos
y por eso sólo podrás verlo si te paras frente al espejo de tu alma.
El milagro que crees que te despertará
ocurrió el día en que comenzó a latir
tu corazón cuando era débil y pequeño.
Si sientes que todo es lo mismo
es que estás a oscuras y tropiezas
con tus propios pensamientos y sentimientos.

 

 

No es fruto de un hechizo pero es como si lo fuera
comienza a trasformarte en un ser de carne y hueso.
tú que te sientes rígido como hecho de madera
o de metal frío duro áspero.
Conviértete poco a poco en un ser de carne y hueso
en tu cuerpo hay tantas moléculas vivas
como estrellas brillantes en el firmamento
permite que ellas guíen tu camino.
En tu cuerpo corren ríos de sangre
que su murmullo te adormezca.
En tu cuerpo viaja la electricidad
como en una noche que se ilumina
por rayos y relámpagos.
El universo entero se prolonga en ti
en tu cuerpo de carne y hueso
permítete sentir el infinito del cual eres parte.

 

 

 

Quién te enseñó la forma de pensar y de sentir?
Fue acaso la tormenta con su ímpetu y violencia?
O fue el desierto con su vacío de pesadilla?
La luz rápida de una estrella fugaz?
Un guerrero sangriento que batallaba consigo mismo?
Si quieres vivir la vida y no vivir dormido
aprende a pensar sin pensamientos
hasta escuchar la música del universo.
En tu alma construye un nido donde puedas cobijarte
del sufrimiento de la vejez de la muerte.
Aprende a pensar sin pensamientos
como lo hace la estrella que vive millones de años
como lo hace el mar en calma
como lo hace el valle con su río y su bosque.

 

 

 

Quién tuvo el poder
de convertirte a ti en tu propio enemigo?
Fue acaso un hechicero
que dominaba la furia del fuego
la dirección de las estrellas
y las mareas de los océanos?
O fue un dios inmortal todopoderoso
al que tú obedecías
como la arcilla en las manos del alfarero?
Quién fue tan poderoso
que logró hacer que tú no te quisieras
como no se quiere el agua
cuando se escurre en distintas direcciones
y ya dispersa no puede avanzar en dirección al mar?
Tienes que tomar conciencia de que fue alguien igual a ti
el que logró que tu no te quisieras
y si quieres vivir la vida vivo despierto
tienes que quererte tal como eres
abrázate con fuerza como lo harías a un mástil
en plena tempestad.
Escúchate a ti mismo con benevolencia
de modo tal que logres olvidar la voz de aquel
que un día hizo que te convirtieras en tu propio enemigo.

 

 

Te sientes mal contigo mismo
eres como un ejercito cuyo general
fue derrotado y humillado
delante de todas sus tropas.
Sólo te sentirás mejor si miras
cómo en este instante surge
de entre todos los que tú eres
un líder con un corazón valiente
cuya voz se hace escuchar
por encima de todos.
Escucha la arenga que él está dando
llama a convertir la derrota en victoria
apela a los héroes del pasado
a las mujeres y a los niños que hay que defender
a los grandes territorios que serán conquistados.
Mira cómo poco a poco
el nuevo líder te va contagiando
su valor y entusiasmo
y otra vez comienzas a creer en tus fuerzas
y creer en ti ya es parte de la victoria.

 

 

Quieres huir porque viene violento el viento?
Acaso eres una bandada de pájaros
que le teme a la estación fría
y parte en busca del sol a otras tierras?
No huyas.
Eres un hombre
que puede crear el sol con sus manos
y mirar a la nieve sobre las ramas de los árboles
sintiendo que es tan o más bella que las blancas flores.
Olvida tus deseos de huir del invierno:
tú no eres una bandada de pájaros
que se pierde en las nubes oscuras.
Tú mantén firme tu espíritu:
él entibiará tus días y tus noches.

 

 

Sabes que eres muchos a la vez
y has aprendido que te puedes transformar
por la furia en un tigre peligroso
por la ternura en una paloma suave
por la indolencia en un buey pesado.
Este instante te ofrece la posibilidad
de transformarte por la calma en ti mismo
olvida a esos que son gobernado por las emociones
o por pensamientos alegres u oscuros.
Transfórmate en ti mismo
abandona a los otros que eres tú
diles adiós y dales la espalda
mientras te internas en un océano de luz.

 

 

 

Tienes una batalla decisiva por delante
relájate y repasa mentalmente tu vida.
Recuerda que has sido muchos a través del tiempo
y hubo oportunidades en que fuiste valiente
casi heroico y osado.
También existieron ocasiones
en que te mostraste ingenioso y precavido.
También es cierto el que en otros momentos
te has mostrado cobarde sin voluntad débil.
Pero para que triunfes en esta batalla
envía al valiente al heroico al decidido
al ingenioso y al precavido.
Ellos te darán el triunfo si van delante
dejando en el campamento al cobarde al sin voluntad al débil.
Porque es importante la batalla que tienes por delante
es necesario que la des con los mejores hombres que has sido
y que a los otros los olvides como si nunca hubiesen existido.

 

 

 

Tus pensamientos en esta tarde gris son tus enemigos
te atacan y hieren de nostalgia por el pasado
te atacan y hieren de angustia por el futuro
te atacan y hieren de temor por el presente.
Tus pensamientos son tus enemigos
y están desesperados
disputándose tomar tu alma como un fuerte.
Creen que si tú no piensas en ellos morirán
y en esta breve existencia nadie quiere morir
tampoco los pensamientos.
Relájate y abre tu mente
como se abre una ventana para que entre el sol
deja que tus pensamientos salgan todos
al cabo de un momento estarás vacío y en paz.
Tus pensamientos son tus enemigos
y si te atacan es porque están asustados
sienten que si no te controlan morirán.
Recuerda que ellos son los asustados y no tú
déjalos que se vayan uno por uno
hasta que te aquietes como la superficie del lago sin olas.

 

 

 

Asustado porque creías que la guerra
era terrible e inevitable
te pusiste una gran armadura
y ahora ella no te deja moverte.
Tu armadura se ha convertido en tu celda.
Tú eres tu carcelero
y has perdido sin siquiera llegar a combatir.
Es importante que te saques los pesados hierros
y las ideas herméticas y los sentimientos duros.
Cuando estés totalmente desnudo
te sentirás ágil y ligero
capaz de vencer a cualquier adversario.

 

Eres tantos a la vez
y todos hablando fuerte
sin escucharse entre ellos.
Eres tantos a la vez
y todos deseando cosas distintas
sin ponerse nunca de acuerdo.
Así como estás eres un blanco fácil
para la angustia la tristeza y el sinsentido.
Para lograr tu objetivo lo primero que debes hacer
es aunarte que todos los que eres sean uno solo
luego con autoridad oblígalos a que se callen
para escuchar en silencio la voz de Dios.
Ahora puedes lograr tu objetivo
que te has impuesto
dirige todas tus acciones en pos de él
es muy probable que lo alcances
puesto que tendrás la fuerza de muchos.

 

 

 

El río de los pensamientos va torrentoso
a su paso arrastra la paz la calma el amor
y tan rápido va que se vuelve mortal
para aquellos que quieren atravesarlo.
Tú estás en ambas orillas
y quieres acercarte a ti mismo
estar tú contigo
pero el río caudaloso de te lo impide.
Tienes que enseñarle al río el ritmo de la calma.
háblale lento y con suavidad
comenzarás a ver las piedras del fondo
mira los peces plateados sólo ahora puedes verlos
ahora que el agua se volvió mansa con tu voz.
Tú atraviesas el río
y te encuentras contigo mismo feliz y en paz.

 

 

 

Decídete y regálale a tu alma un recuerdo hermoso.
Viaja a través del tiempo con tu mente
hasta encontrar un objeto una persona un lugar
relacionado con ese instante en que fuiste feliz.
A partir de esa imagen comienza a enrollar la madeja
de los recuerdos busca los colores los olores las sensaciones
que sentiste es ese ayer y mira como tus sentidos
vuelven a vivenciarlos otra vez .
Sabes que sí ayer viviste un momento feliz
podrás vivir muchos otros más hoy y mañana
eso te vuelve optimista y te llena de esperanza..

 

 

 

Te encerraste en una burbuja
queriendo protegerte de la realidad
y se te está agotando el oxígeno.
Te estás asfixiando sientes el ahogo
y tu única salvación es reventar la burbuja.
Tienes que hacerlo ahora mientras todavía tienes fuerza
rómpela afuera hay aire en abundancia
y si le temes al dolor es el temor no el dolor
lo que debes erradicar de tu mente.
Tienes que aceptar la dosis de sufrimiento
que la vida te ha deparado
y comprender que la tierra se rompe
cuando comienzan a brotar las semillas.
Afuera de la burbuja respiras a pleno pulmón
sientes la alegría de la libertad
y el niño que fuiste revive en ti.

 

 

 

Qué es más fuerte una roca grande y pesada
contra la que se estrellan las olas
o un pensamiento oscuro que te angustia
convirtiendo al tiempo en eternidad?
A la roca el mar la logra vencer
y la convierte en arena que guarda las huellas
de las pisadas de los pescadores.
A tu pensamiento oscuro y agobiante
parece que no hay nada que logre destruirlo
porque tú mismo lo retienes en tu mente
pero si lo dejas ir se alejará como las oscuras nubes
que el viento arrastra hacia otros territorios.
No hay nada en el universo que sea inmutable
y lo que tanto te angustia se alejará de ti
si logras llenar tu mente con una luz santa.

 

 

 

 

El caer en el fastidio y en la melancolía
es perder el nombre de las cosas
A tu alrededor hay tantas personas y cosas
detén tu mirada en una de ellas
y si grita fuerte en silencio su nombre
sentirás poco a poco que lo que gritas
es algo que llega a enriquecer tu vida.
El fastidio y la melancolía se irán
a medida que veas que hay muchas más cosas
nombrándolas una por una dándoles existencia en tu realidad..
Grita tu propio nombre y te encontrarás contigo mismo.

 

 

 

 

 

Si en este instante te encontraras
con un hombre importante
lo saludarías con una sonrisa amable
y te esforzarías en mostrarle tu aprecio.
Qué te hace pensar que el extenso cielo
es menos importante que ese hombre
o que el atardecer es menos importante?
Las hojas de los árboles son importantes
y la tierra que sostiene al árbol es importante
también lo es la bandada de palomas
que una campanada de la iglesia asustó
y los vendedores y la anciana que camina lento.
Todo lo que existe es importante
saluda pues entonces a la realidad
con una sonrisa amable
y trata de demostrarle tu aprecio
tanto o más como se lo mostrarías
a un hombre importante.

 

 

 

Sabes que has perdido algo
no sabes bien que es
sientes que te falta
y ni siquiera sabes donde empezar a buscarlo.
Lo que has perdido es el contacto contigo mismo
lo dejaste olvidado cuando ibas apurado
a ese compromiso que era tan importante
y también quedó debajo de los actos rutinarios.
Si tú no estás en ti quién o qué eres?
Trata de recuperar tu humanidad
ahora que todavía no está tan lejos
tal vez la encuentres en el espíritu del árbol
cuando cansado te apoyes en él.

 

 

El viento no te escuchará si le hablas
arrastrará tus palabras como hojas secas
y te dejará solo y sin voz.
El sol no te escuchará si le hablas
quemará tus palabras como si fueran papeles viejos
y te dejará solo y sin voz.
El agua no te escuchará si le hablas
hundirá tus palabras como si fueran barcos en la tormenta
y te dejará solo y sin voz.
La gente no te escuchará si le hablas
tapará tus palabras con razones y argumentos
y te dejará solo y sin voz.
Habla el lenguaje del silencio y serás comprendido.

 

 


Tienes que aprender la magia
de lograr que cuando el cielo sea surcado
por una bandada de pájaros
tu alma emprenda con ellos el viaje.
Tienes que hacer el prodigio
que cuando te pares frente a un árbol
te salgan raíces que se entierran
muy profundo buscando ríos subterráneos.
Tienes que dominar el fuego
para que queme el tiempo
que trae las dudas y los miedos..
Dominarás la magia
si logras que caigan las fronteras
entre ti y el universo
y el que cada día despiertes
siendo el mismo y otro a la vez.

 

 

 

Te sientes rígido como hecho de hierro duro
y vacío como un pozo que se secó
y dices ya no das más.
Una rama te parece un gigantesco árbol
un breve camino una interminable caminata
un pequeño dolor una herida mortal
y en la gente sólo ves enemigos.
Tu problema es que te has ido cosificando
contagiándote con el modo de ser de las cosas
que con un botón se encienden y apagan
donde lo que importa es que estén limpias pulidas
que encandilen la mirada que otorguen status.
Humanizarte es la única alternativa que tienes
sentir como propio el dolor ajeno
volver a emocionarte con la puesta de sol
y encontrar en tu interior los sentimientos
que llevan al hombre a obrar bien.

 

 

Qué sentirías si cerrando los ojos soltaras tu cuerpo
como se suelta el bote que estaba atado a un árbol
y comienza a ser arrastrado por la suave corriente.
Avanzarías sin necesidad de esfuerzos
nadie tiene que remar tampoco hay velas que necesiten del viento.
Solamente existen las tranquilas aguas claras
la suave corriente que es tan parecida
al paso del tiempo cuando estás en calma y paz.
Ahora que ya estás lejos del árbol al que estabas atado
disfruta tu libertad y siente en tu interior parte del cielo.

 

 

 

Siempre has sentido la necesidad
de huir del peligro
y a toda la realidad un día
la sentiste amenazante
la vida te asustaba
la muerte te aterrorizaba.
Te refugiaste cuando niño
en los mayores
después aprendiste a refugiarte
en las cosas
y en los ritos cotidianos.
Un día aprendiste a refugiarte
en ti mismo
te acurrucabas en tu interior
en el silencio y la oscuridad.
Ahora estás despertando de tu sueño
y te das cuenta que no existe el peligro
de que todo fue fruto de tu imaginación
y que la muerte y la vida
han convivido siempre en ti
como las raíces y el tronco del árbol que eres tú.
Te alivia el saber que no necesitas refugiarte
de nada y en nada
y experimentas la libertad
del que en la cima de la montaña
mira el valle serpenteado por un río
que se pierde a lo lejos entre los montes.

 

 

 

Hay gente que no se soporta ni a sí misma
y si piensas que esa gente será capaz
de armonizar contigo te engañas.
Quiérete tú a ti mismo
y ya que esa gente no podrá quererte jamás
es bueno que te alejes de ellos
como si lo hicieras de un árbol
cuyos frutos no pueden saciar tu hambre.

 

 

 

Querer evitar lo inevitable
es querer que el color rojo no sea rojo.
Debes aprender a aceptar lo inevitable
como el río que aprende a ser feliz
al llegar al mar aunque ello le suponga
dejar de ser el río que viajó por valles y montañas.

 

 

 

A veces la vida te obligará
a alejarte de ti mismo.
Cuando eso ocurra no debes olvidar
el camino que hiciste
para poder volver a encontrarte contigo mismo.
Marca con piedras la ruta
quiebra ramas deja señales
que mientras más claras sean
más fácil te resultará volver a ti mismo.

 

 

 

Cuando estés tan agobiado
que no puedas dar a los demás
ni una sonrisa ni una palabra cordial
es tiempo de descansar y dejarse querer.
Siente que la tierra te sostiene
como una madre a su hijo.
Mira el cielo como acaricia tu mirada
con su color siempre habla del infinito
Deja que el viento te quite los pensamientos
mientras peina tu cabellera.
Cuando te sientas agobiado
entrégate a la tarea de dejarte querer
y verás como después sin que te lo impongas
vuelve tu sonrisa a tus labios
y la ternura a tu mirada.

 

 

 

Ahora que te agreden desde todas partes
desde fuera la gente violenta y agresiva
desde adentro tus angustias y pensamientos.
Ahora construye en torno una fortaleza
no ocupes piedras ni madera
sí el recuerdo de tus seres queridos
y los instantes plenos de tu vida.
Ellos te defenderán en esta hora difícil.

 

El camino corto y fácil de transitar
que te lleva a ti mismo
está lleno de enemigos emboscados.
Si tú lo andas morirás sin llegar
a conocerte y estar en paz contigo mismo.
Toma el camino lleno de cuestas
el franqueado por precipicios
el camino donde viven el tigre y la víbora
ese camino nadie lo transitará
ese camino es tu mente agitada
llena de temores y pensamientos angustiantes.
Sigue ese camino
si te caes a los precipicios nada te pasará
si te ataca la víbora su veneno no tendrá poder sobre ti
si el tigre te entierra sus garras
será como si las enterrara en el aire
verás que todo se esfuma y al final del camino
estarás tú frente a ti mismo en paz feliz
si tomas el camino lleno de cuestas
el franqueado por precipicios
donde viven peligrosos animales imaginarios.

 

 

Conoces la posición el mar recibe los rayos del sol
o el rocío humedece los pétalos de las rosas.
Es una posición agradable y cómoda
no se necesita ser un gimnasta para hacerla
está al alcance del joven y del anciano.
Qué donde se aprenden dichas posiciones.
Pues en el mar y en jardín.


 


Sientes ansiedad y te empuja contra esa corriente
que eres tú mismo como formando remolinos.
Estás lleno de deseos de cosas que crees que te traerán la felicidad
y piensas que mientras no las obtengas no podrás estar tranquilo.
Tu alma es una pordiosera que vaga por las calles de la ciudad
mira en los tachos de basura si hay algo que comer
y está angustiada porque pasara la noche a la intemperie.
Por qué amigo tratas tan mal a tu alma.

 

 

 

 

Y si un día fueras caminando por un sendero
en medio de un valle
bajo un cielo de un azul intenso
hay una brisa agradable
y el sol te otorga una tibieza
que te relaja.
A la orilla de un río bajo la sombra de un sauce
mientras descansas algo te llama la atención
son unas tablillas grabadas con signos
que en un primer momento no sabes interpretar
pero al mirarlas con mayor detenimiento
te das cuenta de que ellas contienen
todas las respuestas a las preguntas
que un día tapaste con falsas certezas.
Sería fuerte la impresión de ver lo que ves
sería como reencontrarte contigo mismo
y comprender más allá de la lógica y la razón.
No sabes quien dejo esas tablillas para ti
tal vez a sido Dios o alguien que amaste
o tal vez tú mismo hace mucho tiempo.
Mirarías el río el valle el bosque
y comprenderías lo que significa un río un valle y un bosque.

 

 

 

 

Si te sientes mal contigo mismo
porque hiciste algo que no debías haber hecho
y ahora el remordimiento y la culpa
son dos serpientes que clavan sus dientes
en tu alma y la envenenan.
Para qué sufrir y maldecirte a ti mismo.
si eres un ancho y torrentoso río
que puede permitirse salir de las orillas
e inundar los valles y formar lagunas.
Puedes hacer todo ello pero no por eso te perderás
tú te mantienes en tu cauce sin dejar de ser tú mismo
fuerte torrentoso y con ansias de llegar al mar.
Sentirte culpable y recriminarte
no remedia los errores que hiciste
y hace que pierdas energías
gastas pensamientos y sentimientos.
Más provechoso es concéntrate en tu propio movimiento
sintiendo el agrado de estar en el cause
avanzando teniendo por compañeros de ruta
al sol en el día y a la luna en la noche.

 

 

 

 

Dices que ya no puedes cambiar
aquellos aspectos de ti que te desagradan
aquellas conductas que te convierten en enemigos de ti mismo
insistes en que no puedes liberarte de ciertas ideas
que están en ti mismo como la oscuridad en la noche invernal.
Al decir que no puedes cambiar sientes que te falta el impulso del ave
cuando deja atrás la tierra y se entierra en el cielo azul.
Te ves sin la fuerza que empuja a la flecha
y la hace entrar en el pecho del enemigo.
Crees que nunca lograrás tener la fuerza
del mar que hace que se hunda el barco en la tormenta.
Dices que ya no puedes cambiar
y no te das cuenta de la enorme fuerza que empleas
para mantener aquellos aspectos de ti que te desagradan
la enorme energía que consumes día a día
en mantener conductas que te convierten en tu propio enemigo.
En cuanto a las ideas fijas
el que digas que no puedes cambiar es una de ellas.

 

 

 

 

 

 

Como todos tu has visto una bandada de pájaros
que cruzó el ancho cielo en cerrada formación
hace tiempo una tarde en que se acercaba la estación fría.
Esos pájaros iban a buscar la primavera en tierras lejanas.
sus graznidos bajaban desde lo alto
y ahora que lo recuerdas entiendes su significado
la invitación a emigrar junto a ellas.
Tal vez sin buscarlo tu espíritu desplegó sus alas
tomó altura y se unió a la bandada
es probable que has viajado mucho durante años
buscando siempre el sol
y siempre encontrándolo en lejanas tierras.
Desde la altura del cielo y junto a la bandada
lanzas ahora tu graznido con la certeza
de que aunque hoy no se dé cuenta
otra alma se sumará al viaje hacia la primavera.

 

 

 

 

Competir con los hombres
no es una tarea tan ardua
se necesita un poco de astucia
sentido de la observación y de la oportunidad
decisión agresividad y una gran dosis de egoísmo.
Competir con uno mismo
ya es una tarea un poco más difícil
puesto que se requiere humildad
paciencia amor sabiduría.
Sin embargo ambas competencias
no son las mejores
porque siempre se puede vencer
y el sentirse un triunfador
no es más que una ilusión
tal vez la peor ilusión que puede encandilar al hombre.
Competir con el viento cuyos caminos siempre son insospechados
es una competencia más difícil porque necesitas ser flexible y ágil.
No busques un adversario menor que el viento
y sentirás la paz del que viaja libre por el mundo.

 

 

 

 


Todo ser necesita un guía
alguien que vaya delante de él
y te muestre el sendero
pero tú estás tan agobiado
que tus oídos se han cerrado
a las palabras de los maestros
ya no te convencen sus argumentos
ya no les crees sus verdades.
Has llegado al límite que orilla el escepticismo
y el cinismo te vuelve oscuro haciéndote sufrir.
Tal vez te reencantarías si dejaras que el agua
sea tu guía
ella que avanza sobre las resistentes piedras
es cierto que no las rompe
pero también no es menos cierto que las sobrepasa
y las deja relucientes como recién nacidas.
Intenta que el agua sea hoy tu guía
mírala como se aúna consigo misma
hasta ser fuerte como una manada de toros
pero flexible cambiando de rumbo
adaptándose a las variaciones del terreno.
Si el agua se convierte en tu guía
llegarás al mar inmenso
al océano de sabiduría que llegaron aquellos maestros
en los que hoy has dejado de creer.

 
Osvaldo Ulloa Sánchez
Osvaldo Ulloa Sánchez nace el 21 de Septiembre de 1954 y es padre de cinco hijos. Estudia en el Colegio Calazans de los Padres Escolapios. En 1982 viaja a Nicaragua a conocer la experiencia de los Talleres Populares de Poesía que lleva a cabo el entonces Ministro de Cultura Ernesto Cardenal. De vuelta en Chile participa en la actividad cultural contra la dictadura y es encarcelado y relegado a la localidad de Río Frío en la zona austral del país. Es miembro del Movimiento Contra la Tortura Sebastián Acevedo y junto a los sacerdotes José Aldunate, Mariano Puga y el Obispo José Hourtón organiza encuentros de Derechos Humanos en la Institución que dirige hasta 1990, el Centro Ecuménico Monseñor Oscar Romero. Lea más...
 
 
 

osvaldoues@hotmail.com