Rodrigo Morales Pérez

A MIRIAM

 

Recordaría en mis sueños vanidosos
de noches perfumadas por tu cuerpo,
la textura tersa y blanca de tu vientre, el caprichoso volumen de tus pechos.

 

En recuerdos de pasados días
horas largas se hacen un suspiro,
de tus labios el néctar con osadía
robarlo era placentero.

 

Mas, los sueños son tan deliciosos,
al despertar viene el sabor de la derrota, hoy con recordarte me consuelo, sabiendo que eres de otro.

 

Y si en una noche como aquella
cuando fundimos nuestros cuerpos,
era hermoso el brillar de las estrellas
el ruido suave del cristal y el viento.

 

Y si en una noche como aquella
recordaras tu mi aliento,
aferrate al pecho de quien te ama
y ahuyenta de ti tan malos pensamientos.

 

Déjame con todos los recuerdos,
dulces condenas de tormento,
si regresar el tiempo yo pudiera
juro que jamás de ti me ausento.

 

UNA SONRISA

 

Vivirá en mi recuerdo tu sonrisa
de niña y mujer ilusionada,
son tus labios como rosas de castilla
que buscan el calor del sol por la mañana.

 

En tu mirada de linda hechicera
se volcó mi corazón enamorado,
en las noches de luna llena
tu rostro aparece en cada estrella.

 

Me perdí en el laberinto de tu cuerpo
pretendiendo beber la miel de tu inocencia, ser de ti, tu prisionero; amándote aun sin tu presencia.

 

Es tu alma pura y transparente
como la paz del aura en la montaña,
como el roció que los campos moja
como las flores que florean.

 

En las aguas como espejo se refleja
el recuerdo de tu dulce presencia,
testigo hoy es de tu ausencia
y del dolor que quedo en mi alma.

 

Se que olvidarte no podría
jamás se olvida lo que mas se ama,
he guardado de ti una sonrisa
¡Que siempre me acompaña!

Nombre: Rodrigo Morales Pérez

E. Mail: cazadordeestrellas_29@yahoo.com