Romina

“Bolsa de Arpillera”

De una bolsa de arpillera rescaté todos los rostros de mi infancia, y encontré aquel que me desvelaba por las noches... Sin poder dejarlo ir, lo observé por horas.
Noté que había envejecido, acaricié sus arrugas firmes.
Aquellas que alguna vez me asustaron tanto sin un por qué...
Su mirada profunda todavía me seguía mirando, y yo sin poder hacerla desaparecer.

Todas las cosas que nunca dije...
Todas las cosas que hubiese debido hacer...
Debí haber llorado cuando te metieron en esa bolsa, sin saber qué sería de ti.
No pude, como no puedo ahora...
Sólo te puedo sostener en el reflejo de mis anhelos y en la sombra de mis deseos.

 

Te extrañé tanto que hasta se convirtió en un tormento,
Y hoy te encontré guardada tan cerca de mi...
Recuerdo...
Todas las cosas que nunca dije...
Todas las cosas que hubiese debido hacer...
Metidas en el sarcògafo de mi infancia.

Debí haber llorado?...
Debí haberte sostenido hasta el final?...
Pero no pude, como no puedo hoy.
Algo me dice que tan solo te deje ir...

Y suelto el rostro, sin mirar adónde cae
Me despido... y lloro como una niña...
Como debí hacerlo en aquel entonces...

 

....-.-.-.--.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.----.......

 

“Historia de viejos romances"...

Zapato de taco aguja,
Negro, de suela roja,
Filoso arrasador de minas.

Estremece su andar,
Pinta huellas en las pieles,
que se entierran sin olvido.

Embriagado, desnuda labios,
Seguro en sus avances,
Aprieta manos,

Historia de viejos romances.

Vertiginosas locuras hace vivir,
Desconoce alquimias,
Fugitivo nato
de una soledad
que salpica encanto.

Hoy la noche reclama pista,
En un 1, 2, 3 un giro, un guiño.
Curvas que se tensan en el salto,
Y caen sobre el calor
de aquel taco que domina.

.-..-.-.-.-.--.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-..--.--.-.-

Un adiós sin respiro”

El silencio
Está mordiendo
Tus sentimientos.

Se esconde alborotada
La luz
Detrás del cielo.

Un sueño violeta
Cae al mar
Y se astilla en sales.

 


romina.amodei@gmail.com