ALGUNAS OPINIONES CRITICAS SOBRE SU OBRA :
 

 

"Si es una poesía dolorosa, poesía del ser, del lado oscuro del corazón donde el sol no se pone a cada rato.

Poesía desgarrada, abierta, en bruto, existencial, alerta, nada es absurdo aunque lo parezca, porque detrás de los espectros rompe el muro cotidiano. Un poeta que marcha al futuro porque abre viejos ventanaler clausurados, atrás quedan los que no se atreven a beber el veneno vivificante de la experiencia de la vida, de la muerte.

Su lenguaje despista a los ángeles celestes que aun levitan con metáforas caducas.
Abre un rio enorme más allá del humor que nos inunda en otros poetas.

No es escritor, poeta del vodevile, no entretiene a las masas, es un poeta no para la jugarreta y los salones, es un poeta con escritura de fuego y vendaval.

Rodrigo Verdugo, es un poeta cormoran que cruza el cielo de la poesía chilena con un ron ardiendo en la piel".

Edmundo Herrera:
Poeta Chileno. Autor de:
Cantos de la sombra, Larga mano para Jean, El paraiso de los pájaros, Oscuro fuego, Manzanas y ceremonias, entre otros. Ex presidente de la Sociedad De Escritores de Chile.

"Tanto en imágenes literales: "El uno sigue al otro y el agua saca de si un ritual horizontal" , como prófeticas: " Hasta las potestades que encallan en los sueños centrales".

La escritura de Verdugo es producto de una concentración que escapa a la comodidad para situarse al borde de los
paisajes invertidos investigando el cadáver psicológico del ser humano.
Atravesamos una era en que la poesía vuelve a acudir a sus armas secretas y es necesario a mi entender leer a Verdugo no como un fabricante de poemas, sino como alguen que toma impulso"

Roberto Yáñez: Poeta y pintor chileno. Autor de "Poemas encontrados en San Pedro de Atacama" , "Espejo Ultrasombra",
"El objeto del vértigo" .

"Verdugo es un vate de lo intenso y extenso.
Su visión desgarradora decapitara los cánones arbitrarios de los lectores facilistas. Aqui las imágenes y metáforas deben ser rumiadas con cautela para establecer si se quiere un orden intelectual en el propio lector. Escrito mayoritariamente en primera persona el lenguaje utilizado es una mezcla surrealista, mistico, masoquista, en donde el hablante lírico recorre avernosas pruebas que quedan suspendidas en cada poema, como aguardando un fin que esta intrínseco en cualquier parte del texto, menos al final, cual vigía onirico que se mofa de los esquemas.

Este primer hijo mercurial del poeta Rodrigo Verdugo Pizarro, en premetidata complicidad con su madre biologica, es un texto necesario para la biblioteca emocional-colectiva de Chile y el mundo.

Victor Pueyes:
Poeta Chileno. Autor de "Frente al espejo" y "Los hijos de Urano". Investigador de la obra del poeta Omar Caceres.

"Adentrarse al discurso de Verdugo -demasiado seguro para sus cortos años- es adentrarse a ratos hacia una zona numinica que
desliza en su musiqueo, en su pincelaje un territorio perdido e invertido en su malditud, correlato gótico, desde donde se desplaza un libido mortuorio en su constante dualidad Eros- Tanatos. La construcción pictórica a modo de mosaico delirante
donde todas las materias y medios ficcionalizados del texto cortan, hieren, escinden- flechas, dagas, montañas, láser del alba, clavos, filos, cuernos, agujas, rayos etc- o como señala Mircea Eliade en la constitución de una Hierogamia, donde la tierra, la materia es atravezada por un rayo, quizá en la operacíón de una desatadura de este velo que se quiere visibilizar- Naufragio en lo invisible-, que no puede ser definido-Indefectible- que daña ata y revela a la vez".

Antonio Silva: Poeta Chileno. Autor de "Androgino" y "Analfabeta".

"Hay espesor poético en tus textos y el lenguaje lo usas con mucha soltura. Grandes imágenes me encontre. En definitiva buena y honda poesía sin las tipicas consesiones de moda, que merece ser publicada y difundida".

Christian Formoso: Poeta Chileno. Autor de "El odio o la cidad invertida", "Los coros desterrados", "Puerto Hambre".

"Gracias Rodrigo por tus textos, son realmente magnificos, sobre todo en el lenguaje y la concepción poética"

Luis E Prieto: Escritor Español. Autor de "Diario de un anarquista atavico", "Contra un muro de sal", entre otros. Delegado de
actividades culturales de la Universidad Complutense de Madrid.

"Quisiera citar al poeta chileno Rodrigo Verdugo, en sus versos del poema "Procedencia II" de su libro "Nudos Velados", donde
expresa la existencia de una promesa que guarda la verdad velada y revelada, con una presencia sempiterna para salvarlo de la tragedia que lo sofoca:
" Yo te vi entregar la desnudez a las fosforecentes cacerias
Dentro del agua respiran los días que vendran"

Enrique de Santiago:
Pintor Chileno. Ha participado en exposiciones colectivas e individualers en Chile y en el extranjero.

"De lo que aqui queda en pie del surrealismo y de sus ruinas (su obra más significativa) han extraido Roberto Yáñez y Rodrigo Verdugo- para mencionar los dos miembros de derrame que he leido- por su capacidad de explorar las dimensiones
(o potencialidades) ocultas de la vida, no solo referente a la escritura automática, la presencia de la belleza convulsiva, el encuentro del l object trouve, el azar objetivo, sino támbien algo decisivo: La afirmación del más allá en esta vida"

Federico Schopf: Poeta y ensayista chileno. Autor de "Desplazamientos", "Escenas de Peep shwo", "Del vanguardismo a la antipoesia" entre otros.


 

Nudos Velados, de Rodrigo Verdugo, 2002.

Aqui recibi un poemario surrealista ¿que quiere decir esto?, se cumple el viejo dicho de comunicación directa, linguistica del funcionamiento de la psiquis, hay que superar el lugar común que dice que el inconsciente esta obvio algo asi como una tortilla con demasiado polvo de hornear que sube y sube, una olla a presión sin pito, al contrario el inconciente es mucho mas honesto y limpio, más organizado, menos interesado que los discursos de la economia, el marketing, la politica, la programación neurolinguistica. La tradición surrealista es una llave que se abre, no la llave que abre mil puertas, sino la llave del agua, esa con la
que regamos el jardin, el jardin de formas, se entiende.

Es una manguera llena de parches pero que todavia sopla, es una lata de atunes que se multiplica cada vez que la abrimos,  es un diagnostico al loco que nos asegura que el enfermo tiene todavia para rato.

El surrealismo chistoso y doloroso, Rodrigo Verdugo trabaja la vertiente dolorosa. La imagen del "nudo" es elocuente, la complicación, el retorcimiento de las relaciones, una trampa que la cual solo nos podemos liberar con palabras que no tienen conceptos, sino campos de asociaciones, atmosferas linguisticas, escenas lexicas, escandalos, en suma, para ello hay que invocar el "nudo velado" o sea las trampas de la vida vigilante.

El dicho surrealista abre posibilidades de esclarecimiento, el delirio como respuesta a lo absurdo de la existencia, confesemos abiertamente que cuando vemos claro, los cuerpos, los sexos, los afectos, resultan monstruosos, volviendo al tema de la monstruosidad. No existe lo sublime sino lo cruel, Rodrigo Verdugo nos corrige la revelación de lo bello es crueldad, la violencia de su palabra es el convencimiento de que el inconciente no se traduce en palabras, sino en entremedios, lo que significa no es el termino sino el delirio que ocasiona, el espacio sin decir, la argamasa.

Sus poemas son materia adhesiva, la materia con que se adhieren los puentes del paladar poetico (y esta es una parafrasis de Girondo a mucha honra). Los poemas de Rodrigo Verdugo se nos pegan en las manos caen y destilan, sus escenarios son la fascinación por el cuerpo y su lenguaje, las pulsiones de vida y muerte, el devenir grotesco.de todo lo que nos parece amable.

En este libro estan los piropos y los requiebros que los jovenes deberian decir a las muchachas sino estuvieran tan embrutecidos por la pilsener, y los SMS,  leo la pag 50 al limite:

"ULTIMA PERSISTENCIA " :

"Sigueme nomada mia, cuando los cuervos pasen con manzanas por cuando un submarino lleno de canibales pase, dime oh talisman de aire marino como escaparemos de la desnudez del temblor y de los pactos que heredan los truenos cuando me abrazas nos vemos ya lejanos y lejanos los relámpagos serán la herencia de los huesos un día no tendré que recordar, tendre tu salvaje radiación, no habrán dudas de piedra en la mañana ni jinetes adiestrando avispaz en las fosas, me tenderas los brazos y el eje del sueño sobre la luz y tu luz donde dios intima las voracidades, el agua que recuerda el dominio del pecho sobre la luz tú sabes como permanecemos insaciables desde que las raíces interrogan a la noche compartamos el reflejo de donde salen los cielos zurdos, tan hilados somos que se alzan sobre los turbiones las mudanzas de las venas atajame con cenizas amarillas para que el laberinto ronque subo y bajo hallo tumbas de linfas en el anhidrido areas donde las cuerdas reemplazan a los muertos el mar habla solo y no importa, la claridad no deja pendiente la testificación de lo abierto no más piedad estamos ebrios y llenos de terror de saber que el humo es un jardin abandonado por hoy quiero que mi máscara se parezca al mar, ser despojado de las transfiguraciones de la luz por el propio paraiso amarro al mar todos los umbrales, como la sangre solo asi bebo de la brillante botella, veo aguas podridas donde caen flautas dulces en las llanuras andan las embarazadas vendiendo colmillos electroerosionados caballos malditos quieren ser la sombra de la tierra no soporto más estar en este agujero con el alma verde" Y asi podria seguir.

Filiaciones simbolistas, surrealistas, Baudelere, Burrouhgs, Braulio Arenas, Gonzalo Rojas, Enrique Gomez Correa, se subliman en un trabajo de mortificación alquimica, como todos suben para que aparezca el oro, hay que mortificar el mercurio, hay que mancharse las manos con tinta, hay que desatar nudos, cortar nudos, dejar que nos anuden, y que nos enreden de vez en cuando, y finalmente aprender a hacer nuevos nudos, en los hilos hay secretos, y el desenredar es al fin y al cabo pasión de gionistas mal pagados. No se puede jugar a desentrañar esta poesía, hay que dejar esa mala costumbre, de tratar de desentrañar la poesía, seria injusto para el poeta.

Cada poema de Rodrigo Verdugo, es un acertijo de su mundo interior, pero hay hitos o señales de comprensibilidad, no confundir oscuridad y centro cuantico con hermetismo.

Intuición:
otra matriz de sentido, ya es demasiado, ya es demasiado pero nunca es demasiado, porque el arte nos permite comprobar que no hay limite para la degradación de lo bello, y lo bueno hasta la mujer se torna almeja seca y el hombre termina por venderse a pedazos para pagar cuentas cito pag: 30

EXISTEN CAMAS

I
Existen camas donde hay imanes con pelucas
haciendo crecer hierba venenosa
y ocultandolas de las venas superiores
del, ángel que quizo ser un mareo de hielo
de la sombra que quizo resistir la caida de un planeta invisible
de los liquidos que tuvieronm una vida extraña.
La pareja no encuentra donde hundirse
y contemplar como la piedra frena a la centella
para que no entre como la carne a dimensiones involuntarias
pero velos gigantes se enfrentan y rompen vitrolas
escapa el gas con elefantitis
los polos nocturnos se apoderan de las camas
hombre y mujer desisten de la espuma muerta
empiezan un suplicio en las orbitas calcareas
hasta aqui el elixir forma cumulos a lo largo de las ráfagas
la amante clorofilica se suicida en la bruma, de su silbido brota trigo
debeis ser justos con ella y destruir los memoriales
nada pesara en el espejo más que vosotros
enyesados en la virginidad de las luciernagas
conducidos por es apostol valvula
admitir al embalsamadpr sobre vuestra cama, fornicad sobre él
levantad la cabeza por sobre la cabeza de la tortuga
que se come a las mujeres adulteras
hombre y mujer ya es demasiado
ya que el cielo esta trabado por gocesvy fotosintesis
y se asesinan laberintos en la respiracion.

Hasta aqui llego que otros sigan tirando el "nudo " si pueden:

Fragmento de la ponencia dictada por el profesor Cristian Cisternas:
"Poesía chilena reciente, libros recibidos" que incluyo los sgtes titulos:
"Bahia inútil de Alejandro Zambra, Piel de maniqui de Lila Calderón, Demonio de la nada de Andrés Morales,
Nudos Velados de Rodrigo Verdugo, Falso testimonio, Juan Espinoza"
correspondiente a la mesa: " Javier Bello/ Armando Roa/ los 90
en el marco del primer congreso "Poesía chilena del siglo XX" organizado por la Universidad De Chile.

“Conozco el libro inédito “Anuncio” del poeta Verdugo y considero que es uno de los textos más sensibles que he leído en el último tiempo.

En la línea de los grandes poetas vanguardistas, especialmente algunos de la segunda vanguardia como es el caso de Humberto Díaz Casanueva y Rosamel del Valle, Verdugo deja salir las imágenes con gran fuerza y originalidad, dejándose llevar por su vuelo onírico y acertando casi siempre en la profundidad de los contenidos y los temas.

Se trata de un joven poeta que se afinca en la gran tradición de ruptura de la poesía chilena y que ya en este segundo libro, expresa una madurez y la conciencia del trabajo poético de gran nivel”.

Nain Nomez: Poeta y critico literario Chileno, académico de la Universidad de Santiago de Chile, autor de: Historias de un reino vigilado, Países como puentes levadizos, Lo que el fuego va borrando, Movimiento de las salamandras y de diversas antologías criticas de poesía Chilena. Investigador de la obra del poeta chileno Pablo De Rokha.

La escritura poética de Rodrigo Verdugo ensaya una diversidad de registros de lenguaje, para dar cuenta de una experiencia límite. Despojada de elementos accesorios, la palabra creadora aborda núcleos temáticos donde lo inquietante se funda en un acto de habla que afirma y a la vez descentra. El horror, el vacío existencial, la soledad, la muerte, la incomunicación con el otro y con el mundo son los antecedentes de un mundo en descomposición progresiva.  El itinerario existencial del hablante exige del lector una apertura a moldear su subjetividad en el vértigo de imágenes que no pretenden se fácilmente descifrables.  Estamos ante una poesía poderosa que actúa como un dispositivo de sentidos múltiples que intentan abarcar un sentido siempre inabarcable. Un hablante-vidente encara un estado de mundo donde lo develado a su conciencia no parece transmisible a una experiencia compartida.  Lo poético deviene en la expectativa del hablante de ser uno consigo mismo, pero la disonancia activada en el centro de la realidad y la opacidad del mundo le revela, finalmente, su propia tragedia. Cristian Montes Capo: Escritor Chileno, académico de la Universidad de Chile. Entre sus obras se encuentran: Osvaldo Soriana, una contra utopía postmoderna

 

Paisaje preferido de DINI PARA jORGE lEMOINE